CARLOS

Sin Redundar/Carlos Avendaño

Los Dirigentes Nacionales del PAN y del PRD, citaron a conferencia de prensa para denunciar marrullerías del PRI en el proceso electoral de Nayarit. Los medios de comunicación resaltaron que: Ricardo Anaya y Alejandra Barrales, perfilan una alianza para las presidenciales de 2018, lo que inmediatamente provocó reacciones de burla y descalificación por parte de los líderes del PRI, Enrique Ochoa, y de Morena, Andrés Manuel López Obrador. Desatado el escándalo, para evitar una incorrecta apreciación, Barrales aclaró que de ninguna manera la conferencia referida tuvo como fin pre-configurar algún tipo de alianza anticipada. Ciertamente, Barrales y Anaya, a pregunta de los reporteros, fueron quienes lo dijeron: “Lo sucedido es común en muchos políticos y gobernantes que bajo reflectores mediáticos no resisten responder lo que sea que se les pregunte”. Pero tan fácil que pudieran evitar hacer el ridículo en el 2018 no es hoy nuestro tema, o aplicar como puedan del inglés el no comment…”. Que tal con este par de Dirigentes Nacionales del PAN y del PRD…

El PRD y el PAN no se unirán contra el PRI. Tampoco crearán un gobierno de coalición. Mucho menos empatarán sus agendas políticas y causas ideológicas (lo cual no se antoja fácil) sino que le apostarán a ganar el poder por el poder. Se unirá la derecha con la izquierda para poder ganar a cualquier precio, por temor a ir a una elección individualmente -como debiera ser en una democracia de partidos plena- en donde se pueda perder gobiernos que tienen y que evidentemente responden a la sociedad, no se mira coalición plural, sino como un revoltijo político. Si los partidos políticos no enfrentan uno a uno, entonces: ¿Para qué tenemos tantos? ¿Qué ofrecen individualmente que no convencen a la sociedad? ¿O tratan solamente mantener una estructura política para seguir contando con recursos públicos? La desvergüenza de los partidos políticos en México, raya en unir lo impensable solo para acceder al poder, fuera la ideología, fuera la convicción, lo que importa es el poder por el poder, la oportunidad, con el negocio puesto en la mira, con alianzas huecas, sin cimientos notables, sin rumbo estable y fijo, condenando a un país así a la deriva, rumbo al naufragio, sin capitán, ni timonel….

Por cierto, El PAN y el PRD, traen mucho escándalo y ruido sobre un proyecto de frente electoral táctico para las elecciones de 2018, pero al parecer, por encima del discurso de crear un frente opositor para sacar al PRI de Los Pinos, el objetivo meramente real, consiste en cerrar filas en contra de: Andrés Manuel López Obrador, a quien muy poco le parece afectar la aparición de videos o de acusaciones respecto de la operación de MORENA y sus candidatos, en especial del Estado de México (EDOMEX). El posicionamiento firme del tabasqueño AMLO de que aun cuando: Delfina Gómez, fuera despojada del triunfo, se prevé que se mantenga la gran cantidad de mexicanos que desean que AMLO presida el país; incluso podría suceder que un fraude escandaloso y violento en el EDOMEX multiplique los ánimos a favor de López Obrador para 2018…

En el 5to. año de Gobierno, el Presidente: Enrique Peña Nieto y su gabinete se han concentrado en operar para su partido -PRI- y trabajar desde ya en la transición política, contrario a lo que sucedió en ese mismo periodo con los 4 presidentes que lo antecedieron, quienes en ese mismo tiempo comenzaron a consolidar todo su trabajo realizado. Según analistas, a Peña Nieto se le acabó el tiempo y la promesa de “Mover A México” en materia económica se mira lejana de cumplirse. Por ello, lo mejor que pudiera suceder es que se limite a dejar una economía más o menos estable. Un comparativo de cifras de crecimiento, deuda, inflación, pobreza, salario y empleo, del quinto año del Presidente: Enrique Peña Nieto, contra los últimos cuatro Ex Presidentes de la República Mexicana, refleja que con el político mexiquense, algunos indicadores negativos se mantuvieron, pero otros de plano, aumentaron de manera desproporcionada, lo que generó que la economía de México apenas y se mueva…

Historiadores y Politólogos coinciden que: Enrique Peña Nieto, llega a su quinto año al frente de la Presidencia de la República en una franca crisis política. Diferenciado de sus tres antecesores, el mexiquense perdió muy pronto su poder y su prestigio. Dos años de iniciada su administración y debido a los errores derivados del caso: Ayotzinapa y los posteriores escándalos de corrupción relacionados directamente con él y sus más allegados, lo pintan así. Afirman que el PRI pagará las consecuencias de la notoria incapacidad para gobernar del Presidente y su equipo, menor, parroquial y muy toluqueño.

El Periodista: Carlos Loret, muestra un video tomado por el Ejército de huachicoleros, robando combustible en Puebla. La grabación fue difundida por el periodista en su noticiero, y las imágenes, fueron captadas por un Dron del Gobierno Federal. En la zona del “Triángulo Rojo” se lleva a cabo el robo del 34% de la gasolina de PEMEX. Siga el link y vea usted mismo querido lector con sus propios ojos: https://youtu.be/qiPtgeHfC0Y Gobierno: Ciego, Sordo y Mudo, aparte de cómplice…

Respecto a lo anterior, Andrés Manuel López Obrador, dijo que si en realidad el Partido Acción Nacional (PAN) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD) tenían una verdadera intención por sacar al Partido Revolucionario Institucional (PRI) del poder, ambos grupos debieron haber buscado la unidad desde estas elecciones en el Estado de México y no esperar hasta 2018….

Cualquiera que sea el candidato del PRI a la Presidencia en 2018, aseguran, cargará con la enorme losa del desprestigio de Peña Nieto, pero mucho antes, el resultado de la elección en el Estado de México, último gran bastión del tricolor, mostrará que los errores se pagan…

Compartir en:

EntreRedes Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.