MARCO-ANTONIO-LI-4-2

Entre Veredas/Marco Antonio Lizarrága

EL VENCEDOR

En Sinaloa no queda duda, el PRI está en una antesala privilegiada donde puede repetir los triunfos electorales de hace más de dos décadas donde el carro completo venía a ser algo común en las elecciones estatales.

El factor principal de esto, que ya lo hemos comentado es una alianza con el Partido Sinaloense que dirige Héctor Melesio Cuén Ojeda, con un proyecto político en conjunto no habrá nadie que los detenga.

Es decir, de realizarse esta alianza, la alianza PRI-PAS-Verde-Panal se llevaría de calle las dos candidaturas al Senado, las siete diputaciones federales, las 18 presidencias municipales, los 24 distritos electorales y por ende la mayoría en los cabildos.

Este panorama es el que se percibe en Sinaloa, y es triste decirlo para las demás fuerzas políticas que ni el PAN, Movimiento Ciudadano o Morena tienen posibilidades de poder contender siquiera contra el PRI.

El efecto Cuén Ojeda es sin duda una necesidad para el PRI y esto no sólo le abonaría a los resultados electorales del estado, sino que dejaría en buenas cuentas al candidato José Antonio Meade Kuribreña.

La fórmula está cantada, y no es la primera vez que la escuchamos, ni nos la comentan, una alianza PRI-PAS, estaría garantizando más 700 mil votos directos en las urnas para este 2018.

Si se ponen a ver los resultados electorales del 2016 el PRI obtuvo cerca de 430 mil votos en este periodo mientras que el PAS cerca de 300 mil, tan sólo en la elección para gobernador.

El factor PAS es y será determinante en esta elección que una vez, como lo comentamos en algunas entregas anteriores, sería el PRI quien estaría negociando como quedaría el reparto del pastel para poder trabajar en la próxima elección.

Lamentablemente, por los números presentados en la pasada elección ni Morena con López Obrador de candidato podrá levantar bien sus números, derivado de múltiples factores, entre ellos la división y la falta de cuadros.

El PAN sigue resquebrajado en Sinaloa, con esto decimos que no hay rival mucho menos en el senado donde algunos de los aspirantes que quieren buscarle carece de preparación para poder saber siquiera donde están ubicadas las oficinas del Instituto Estatal Electoral, mucho menos cuentan con estructura.

El plan está sencillo, pongan a quien pongan enfrente, las cosas no están sencillos en el senador para nadie. El PRI tiene una ventaja, que está fortalecido, estructuras aceitadas y con amplias posibilidades de salir más que avantes de este proceso electoral.

Las cosas como son.

LO QUE VIENE

El PAN en Sinaloa está en una severa crisis existencialista con el Frente Ciudadano, pues este asunto se complica en todos los estados derivados de la forma en como se están tomando las decisiones.

Pero, alejados del panorama nacional, en el estado hay pocos panistas que puedan enfrentarse ante el PRI y uno de ellos es el excandidato a gobernador, Martín Heredia Lizárraga.

Pero hay otros, que sin estructura, sin definición de grupo político y otros negativos más quieren hacerlo para poder lograr siquiera la plurinominal que es a lo que muchos panistas aspiran.

Las condiciones en el pandero no están nada sencillas para el PAN, y mucho menos cuando alguien como el diputado Roberto Cruz Castro quiere y busca ser senador, aún sin hacer los méritos.

Nos han contado, que ahora anda el mismo diputado con los liderazgos de todo el estado llamándolos por teléfono para pedirle que apoyen su candidatura al Senado, es decir que quiere que todos trabajen por él para poder sentarse entre los 120 electos.

Al igual que ahora está sentado como legislador que llegó por la vía plurinominal luego decirle a medio estado que el estaba buscando el gobierno del estado por el PAN y dejó tirados proyectos por beneficiencia personal.

Es decir, que ahora que anda haciendo todo este rollo mediático en el Congreso de Sinaloa con los maestros jubilados y pensionados le estén jugando el dedo en la boca es no tener madre.

Pero, como dicen por ahí que en el amor y en la política todo se vale, este personaje político que surgió de la nada, deshecho del malovismo está buscando intentar abrirse paso a costa de los demás.

Ya le encontró el negocio como el panista Carlos Castaños que ya le gustó vivir del erario público con candidaturas de regalo olvidando que hay decenas de militantes con derechos para poder ocupar esos puestos de membrete.

La cuestión es que ahora ambos están buscando la candidatura al Senado, el problema va a ser que sólo hay una, pues la otra pertenece a una mujer, entonces la guerra se complica y se hace turbia.

No sólo son ellos dos los que ellos buscan, pues también está el excandidato a gobernador Martín Heredia, el excandidato a la dirigencia estatal Alejandro Higuera Osuna, el exalcalde Carlos Felton, y otros más que traen el gusanito metido.

Si bien decía mi nana que los güeros son vivillos desde chiquillos.

Bastará ver cómo se promueve en los próximos días el famoso Roberto Cruz, que sólo se ha dedicado a destruir y no construir, para su proyecto personal, porque al final eso nomás le interesa, el PAN no.

PARQUE CENTRAL

En el primer año del gobierno de Carlos Felton salió a relucir el asunto de que se buscaría privatizar el Acuario de Mazatlán hacia la empresa de Carlos Slim, Acuario Inbursa para que se mejoraran los proyectos que se tenían contemplados y con ello terminar el famoso Tiburonario.

Esta obra, convertida en un elefante blanco ahora viene a darle otro sentido a este proyecto que de repente, y luego de hacerle modificaciones a los estatutos del mismo Acuario para buscar la privatización, el tema se paró de seco.

La razón viene a salir en estos días con el proyecto que está por venir para Mazatlán como lo es el Central Park.

El asunto está en que ahora ese acuario de casi 300 millones de pesos que se va a construir tendrá un sólo concesionario… así es, Acuarios Inbursa que ahora si se tendrá que manejar de diferente manera.

Es decir, que gracias a Carlos Felton, el proyecto del Central Park que se dio a conocer en su administración rindió frutos, pues estaba planeado hasta el último detalle con todos los actores empresariales involucrados.

El principal promotor es el empresario y padrino político del alcalde Fernando Pucheta, Ernesto Coppel quien sabe que ahí puede encontrar su minita de oro y que ahora se tendría un acuario particular que ya no le correspondería al municipio.

La jugada estuvo bien, el proyecto sigue, pero al final, la huella feltonista con la privatización de este atractivo mazatleco, vendrá a desencadenar otras consecuencias, que luego se las platicaremos.

La razón de esto, es que el proyecto es noble, transformar un cuerpo de agua que ha sido severamente dañado por la gente que vive en los alrededores, y que no lo cuida, así como la empresas que se han ido metiendo en este.

La cuestión es que si pensamos mal, al final, el acuerdo que se tuvo entre el anterior alcalde con los empresarios que llevan el proyecto estariamos viendo un problema a futuro que puede traer consecuencias para el turismo.

Compartir en:

EntreRedes Publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.