thumbnail_IMG_7042

Educación contra marginación en el Triángulo Dorado

En la sierra de Badiraguato, donde confluyen los límites de Durango, Chihuahua y Sinaloa, en el “Triángulo Dorado”, se llevó a cabo un encuentro de maestros de esa zona con el objetivo de reforzar la idea de que la marginación se combate con educación.

Las actividades se desarrollaron en la Escuela Rural de Concentración (ERC) de Santa Gertrudis, Badiraguato, que da un servicio educativo integral desde preescolar a bachillerato a niños y jóvenes de los tres estados, estrategia apegada a los lineamientos del gobernador Quirino Ordaz Coppel en materia educativa en el resto de la entidad.

Uno de los temas abordados es que el próximo ciclo escolar la ERC ofrezca educación superior mediante un convenio con el Instituto Politécnico Nacional para las ingenierías, y con alguna universidad para las licenciaturas; para ello ya se gestiona internet, indispensable en la educación virtual.

El profesor César Martín Galindo López, coordinador general de la ERC, dijo que el plan es contar con maestros de educación física, artes, cómputo e inglés; un nutriólogo, un sicólogo, un prefecto y un chofer.

“Es un gran proyecto que va a detonar la educación en la región y cambiará la manera de pensar no solo de los pobladores de Santa Gertrudis sino de la población adyacente. Queremos que la educación irradie desde aquí hacia afuera, implementando los valores universales para que los alumnos sean mejores personas y ciudadanos del mundo, y tengan elementos para saber qué hacer con sus vidas”, agregó.

También se planea impartir cursos de capacitación para el trabajo en oficios como la carpintería (dada la riqueza forestal de la región), mecánica automotriz (aquí se avería un carro y no hay quien lo repare), repostería, computación, y otros.

“Para lograr un cambio se requiere educación, pues sin esta no hay formación en valores, que, aunque se enseñan en casa, en la escuela se fortalecen”, dijo Jesús Álvarez Martínez, maestro de apoyo, quien dejó su cargo como jefe de enfermeros en Culiacán para apoyar a la niñez por medio del proyecto de la ERC.

Para los profesores de la región es necesario involucrar a autoridades de Durango y Chihuahua para que la Escuela Rural de Concentración consolide su esencia.

La ERC de Santa Gertrudis atiende 136 niños y jóvenes de 15 comunidades de los municipios de Guadalupe y Calvo, Chihuahua; Tamazula, Durango, y Badiraguato, Sinaloa.

Buscan apoyo de los tres estados

El profesor José Zamarripa López, de Canatlán, Durango, y docente de primaria en El Tecuán, dijo que “es bueno un centro como este para que nuestros alumnos continúen sus estudios, pues normalmente llegan hasta secundaria por los medios con que cuentan los padres, y el poco interés de los niños es porque no conocen más opciones. A los tres estados debería de importarles la educación en esta zona”.

Lizeth Hernández, profesora de primaria, dijo que aun con carencias y ausencias, “ser maestra rural es una de las experiencias más gratas. Soy de Guasave, y la verdad no quisiera irme de aquí. Se dan muy buenas clases, porque no hay contaminación auditiva ni los distractores de la costa”.

Jesús Nazareth Rueda Valenzuela, profesor de quinto y sexto grados y director de la primaria, es de Los Mochis: “Llevo dos años aquí y es una experiencia muy bonita; el comportamiento de los niños, comparado con los de la ciudad, es diferente: Tienen muy buenos valores, son muy respetuosos, y se trabaja a gusto”.

Dijo que ante la falta de internet adaptan actividades de lectura, talleres de danza y de música por las tardes.

Compartir en:

EntreRedes Publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.