AntonioQuevedo

Brecha/Antonio Quevedo Susunaga

El presidente de la república, Enrique Peña Nieto, hasta ahora observa y acepta que la delincuencia en el país se encuentra fuera de control, que está generando una violencia generalizada y tiene a la sociedad en medio de una crisis social.

Las medidas que implementó Peña Nieto, su equipo de la Secretaría de Gobernación y el ejército, fracasaron al no arrojar resultados porque orillaron a los gobiernos estatales a desactivar sus policías estatales y municipales y dejaron sin protección a una sociedad que es víctima de los abusos de los delincuentes.

El repunte de la violencia que descubrió el presidente Peña Nieto, los mexicanos lo están viviendo todos los días, lo mismo en aquellas entidades en donde las bandas de criminales imponen condiciones, cobran cuota, controlan plazas, mandan a las políticas y no respetan al ejército.

Es evidente que el descuido del gobierno federal ha llevado al país a un desastre, que en estos momentos estamos en una crisis social de la violencia, de corrupción institucional, en donde el índice de homicidios es uno de los mal altos del mundo, el desempleo no ha sido atendido, la impunidad es la generadora de un hartazgo social que Peña no se ha dado cuenta.

El hecho de que el presidente Peña Nieto, acepte que en el tema de seguridad el gobierno federal y estatales “están ausentes” no resuelve nada, la gente quiere saber qué van hacer.

En la reunión con los gobernadores, en la Conferencia Nacional de Gobernadores, hasta ahora su discurso tuvo sentido, pero sigue siendo un reclamo social, debido a que los gobernadores no están haciendo su trabajo, no se están preparando para no depender del ejército, debido a que la delincuencia común está fuera de control, ni siquiera son capaces de detener a los asaltantes, robos en domicilio, y otros delitos menores, seguramente están esperando que los mexicanos nos armemos para defender  a nuestras familias y patrimonio.

En Sinaloa, vemos que los grupos armados acuden a los lugares públicos, a los centros turísticos exhibiendo sus armas como un reto a la autoridad.

En pleno centro de la ciudad, acuden a restaurantes con toda la exhibición de fuerza para sacar y “levantar” a personas, sin que se tropiecen con un operativo del ejército o de la policía.

¿Qué ocurre? Que lo expliquen las autoridades municipales, estatales y federales.

CANDIDATURAS INDEPENDIENTES

Los sondeos realizados por las encuestadoras reflejan que los jóvenes entre los 18 y 29 años son los que más simpatizan con las candidaturas independientes, esta parte del electorado mexicano es muy relevante y puede ser la coyuntura para el cambio político que requieren los partidos.

Los datos son muy significativos, debido a que los que tienen menos de 30 años, el 46.4 por ciento, que según Consulta Mitofsky votaría por un candidato independiente.

Los electores entre 30 y 49 años de edad, sólo el 36.5 votaría por un candidato independiente y los demás 50 años, sólo el 32.4 por ciento votaría por un candidato independiente.

Esto significa que los candidatos independientes deberán reunir características muy específicas, en el sentido de que unos candidatos independientes deberán proceder y pensar como éste segmento de la población lo está reclamando.

En relación a las posibilidades de ganar, el 49.1 por ciento de la población considera que no tienen oportunidad de ganar un candidato independiente.

La gran preocupación política del Instituto Nacional Electoral es que los jóvenes menores de 30 años son los que menos votan, son los que menos se interesan por los partidos políticos y son el factor que puede obligar a los partidos a cambiar.

Los partidos políticos tienen que abrir sus puestas a las nuevas generaciones de jóvenes, volver a la etapa formadora de liderazgos, pero tendrán que cuidar que no entren a procesos de corrupción que les son heredados de las viejas castas políticas que están siendo superadas por las nuevas clases gobernantes.

A esta lista de electores apáticos hay que agregar a los ciudadanos en México que no les interesa participar en los partidos, que no les tienen confianza y que consideran que el trabajo partidista no tiene relevancia.

A estos factores se enfrentarán los partidos en el 2018, debido a que hay un hartazgo político, hay cansancio social y la gente está demandando un cambio, debido a que los esquemas partidistas están agotados.

BRECHANDO

…El senador panista, Salvador López Brito, le pidió al gobernador Quirino Ordaz Coppel, tome medidas más eficientes para controlar la violencia en el Estado, principalmente en Ahome, Culiacán, Navolato y Mazatlán.

…Los alcaldes deben acelerar el trabajo para reorganizar las policías y atender con urgencia la delincuencia común que ahoga a la sociedad.

…El presidente del Supremo Tribunal de Justicia, debe atener su trabajo con los jueces y magistrados para que dejen de hacer negocios y se apeguen al Estado de Derecho, la gente está cansada de su “ineficiencia”. El mal desempeño de los tribunales está generando impunidad y rencores sociales.

…El Poder Legislativo Estatal de Sinaloa debe vigilar el quehacer de las policías y de las medidas que están aplicando para que las comuniquen a la sociedad, que la gente sepa qué están haciendo.

…Los coordinadores legislativos deben abandonar su papel de comodidad y asumir su responsabilidad que tienen con la sociedad, están actuando como si vivieran en una entidad diferente en la que viven los miles de sinaloenses que son objeto de violencia y la inseguridad.

Compartir en:

EntreRedes Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.