JORGE-LUIS-TELLES-3

Agenda política | Jorge Luis Telles

Inicia funciones hoy la 63 legislatura del Congreso del Estado de Sinaloa

Restan solo unas horas para la instalación de la sexagésima tercera legislatura del Congreso del Estado – en cumplimiento a lo que dispone la constitución política de nuestra entidad – y aún no hay un acuerdo respecto al partido que presidirá la mesa directiva durante el primero de los tres años de esta nueva etapa en la historia de la entidad.

Podría ser cualquiera, menos MORENA, partido que tendrá la titularidad de la Junta de Coordinación Política del Poder Legislativo Estatal. La ley orgánica es clara: un solo partido no podrá encabezar, al mismo tiempo, JUCOPO y la mesa directiva.

Ha sido un día largo, de intensas negociaciones entre los coordinadores de las seis fracciones parlamentarias representadas en la cámara.

Y bueno, a simple vista podría pensarse en el PRI porque, con 8 diputados, se trata de la primera minoría de la legislatura número 63; sin embargo no existe ningún precepto jurídico que le garantice al partido tricolor dicha posición.

En efecto, al no establecerlo expresamente la Ley Orgánica del Congreso del Estado – digamos que un número mínimo de diputados o un determinado porcentaje de votos – esto queda

sujeto a un acuerdo de alto nivel entre quienes serán coordinadores de los seis bloques con presencia en el Legislativo.

El PRI es la decisión más lógica, prudente y sensata; pero no necesariamente.

Si MORENA viene en un plan concertador, acorde con la filosofía hippy del presidente electo Andrés Manuel López Obrador (“Amor y paz”), el acuerdo debería favorecer al PRI; pero, por otro lado ¿Qué tal si, por encima de todo, pretenden cobrarse los muchos agravios del pasado? Jurídicamente pueden hacerlo. No hay nada ni nadie que se los impida.

¿O sí?

= LA LOGISTICA =

La sesión de hoy lunes la abrirá la mesa directiva de la legislatura saliente, encabezada por su presidente, el diputado del Partido Sinaloense, Víctor Antonio Corrales Burgueño. Su papel se limitará a instalar la nueva legislatura, la número 63, que durará en funciones hasta el 30 de septiembre de 2021; le tomará la protesta a los 40 nuevos diputados y procederá a la elección de la primera mesa directiva. Inmediatamente después que esto suceda, dejarán su lugar a los legisladores electos, quienes convocarán a sesión ordinaria para mañana martes; la segunda ya de este periodo ordinario.

Y ya mañana martes, cada grupo parlamentario, en voz de su coordinador, fijarán sus pronunciamientos respecto a esta nueva legislatura; su inédita composición y marcarán, al mismo tiempo, lineamientos a seguir durante los tres años que se avecinan.

Al día de hoy, el partido Movimiento de Regeneración Nacional llega a la cámara con 18 diputados (10 de mayoría y 8 de representación proporcional); el Revolucionario Institucional, con 8 (3 y 5); el Partido del Trabajo, con 5 (todos por el principio de mayoría relativa); Encuentro Social, con 4 (de mayoría); Partido Sinaloense, con 2 (uno y uno); Acción Nacional, con 2 (ambos de RP) y el Partido de la Revolución Democrática, con uno, electo por el modelo de mayoría relativa.

De aquí se partirá para la integración de los bloques parlamentarios (posiblemente hoy o antes de la sesión de mañana), las cuales experimentarán un cambio sustancial, especialmente al interior de aquellos partidos que formaron parte de la Alianza “Juntos Haremos Historia” a lo largo del pasado proceso electoral. Dos diputados son suficientes para hacer una fracción.

Y conforme a las últimas versiones, por lo menos 3 diputados de Encuentro Social (partido que se quedará sin registro a partir del primero de enero venidero) se sumarán a las filas de MORENA, que ya con esta anexión llegaría a 21 para asegurar la mayoría absoluta y también la presidencia de la Junta de Coordinación Política por los tres años que durará la legislatura número 63.

Con esto sería suficiente para el control político de la cámara; pero todavía se mantiene la posibilidad de la integración a MORENA de por lo menos 2 o 3 diputados más del Partido del Trabajo, para llegar a 24, número máximo de curules permitido por la Constitución Política del Estado de Sinaloa.

Lo anterior está apegado a Derecho, en tratándose de diputados de distintos partidos; pero que formaron parte de una coalición electoral. Lo que no es legal es que una fracción parlamentaria le dé cobijo a diputados de otros partidos antagónicos, a menos que, oportuna y puntualmente, éstos presenten una renuncia expresa a su militancia anterior, según la Ley Orgánica del Congreso del Estado.

Ayer domingo, luego de la sesión preparatoria, las discusiones se mantenían en este sentido.

En el tapete, además de la integración de la mesa directiva, la composición definitiva de las fracciones y el reparto de las comisiones de trabajo, cuyas presidencias, en su mayoría, quedarán en manos de diputados del Movimiento de Regeneración Nacional, como es muy lógico suponer.

¿Y sabe usted qué?

Lo más álgido de las negociaciones no eran entre MORENA y el PRI, sino entre el partido de Andrés López Obrador y uno de sus aliados: el PT. Este partido, en efecto, trata de vender cara su alianza con MORENA, en una interpretación de los hechos no solo francamente inaceptable sino hasta inverosímil.

En realidad, el PT bien poco le aportó a la causa de AMLO y si fue mucho lo que recibió, a cambio. Aquí en Sinaloa, para no ir muy lejos, solo registró el 3. 5 por ciento de la votación total (45 mil 449 contra un millón 302 mil 187) y con ese porcentaje alcanzó la friolera de 5 diputaciones, cuando en condiciones normales solo hubiese logrado una sola curul – si acaso – y por el principio de mayoría relativa.

Leobardo Alcantar, presidente del comité estatal del partido, está al frente de las negociaciones y es quien pretende imponerle condiciones a los morenos para cederle diputados. Alcantar es el mismo que, un día después de la jornada electoral, ya le exigía al presidente municipal electo, Jesús Estrada, la gerencia general de JAPAC para el mismo.

Y bueno, para complementar la información, solo recordarles los nombres de los ciudadanos diputados a la sexagésima tercera legislatura del Congreso del Estado:

Movimiento de Regeneración Nacional: Jesús Palestino Carrera, Juan Ramón Torres Navarro, Cecilia Covarrubias González, Flora Isela Miranda, Francisca Abelló Jordán, José Rosario Romero López, María Victoria Sánchez Peña, Ocadio García Espinoza, Alma Rosa Garzón Aguilar, José Antonio Crespo López, Yeraldine Bonilla Valverde, Apolinar García Carrera, Graciela Domínguez Nava, Florentino Vizcarra Flores, Beatriz Adriana Zárate Valenzuela, Horacio Lora Oliva, Mariana de Jesús Rojo Sánchez y Pedro Alonso Villegas Lobo.

Partido Revolucionario Institucional: Ana Cecilia Moreno Romero, Guadalupe Iribe Gazcón, Faustino Hernández Alvarez, Gloria Himelda Félix Niebla, Sergio Jacobo Gutiérrez, Elva Margarita Inzunza Valenzuela, Jesús Armando Ramirez Guzmán y Mónica López Hernández.

Partido del Trabajo: Eleno Flores Gámez, Marco Cesar Almaral Rodríguez, Marco Antonio Zazueta Zazueta, Mario Rafael González y Flor Emilia Guerra Mena.

Encuentro Social: Gildardo Leyva Ortega, Rosa Inés López Castro, Karla de Lourdes Montero Alatorre y Fernando Mascareño Duarte.

Partido Sinaloense: Angélica Díaz Quiñones y José Manuel Valenzuela Hernández.

Acción Nacional: Roxana Rubio Valdez y Vanessa Sánchez Vizcarra.

Y Partido de la Revolución Democrática: Edgar Augusto González Zataraín.

= PRIMERAS DECISIONES =

Después de esto todavía vienen muchas cosas interesantes como lo es la renovación de los funcionarios de primero y segundo nivel en el Congreso del Estado. El cargo más relevante, por supuesto, es el de secretario general, actualmente en poder de Simón Betancourt.

Y hay muchos más, ante la creciente profesionalización de las actividades administrativas y legislativas al interior del Poder Legislativ

Otro lo es la dirección de Vinculación, con el amigo Francisco Chiquete al frente.

Se sabe, la depuración será total porque el primer requisito para una posición de esta naturaleza será el de militar o ser simpatizante del Movimiento de Regeneración Nacional; sin embargo esto, suponemos, deberá ser gradual. Pretender quitar a todo mundo, desde el primer día, sería una versión occidental del legendario suicidio japonés.

Todos estos cargos deberán ponerse a consideración del pleno y es muy posible que en el curso de la semana tengamos ya las primeras propuestas

Compartir en:

EntreRedes Publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.