senador AARON IRIZAR LOPEZ

Una ocasión para celebrar y apoyar la conservación/Aarón Irizar

Como cada año, el 27 de noviembre se celebró el Día Nacional de la Conservación, ocasión que conmemora la designación del primer Parque Nacional en nuestro país (Desierto de los Leones) y que resulta propicia para concientizar sobre la importancia de proteger nuestros ecosistemas y especies de flora y fauna.

Siendo uno de los privilegiados países megadiversos, México alberga una enorme riqueza natural y de biodiversidad, gran parte de la cual se conforma de especies endémicas y ecosistemas únicos en el mundo.

Nuestro país cuenta con cerca del 10% de las especies silvestres registradas, ostenta el quinto lugar con mayor número de especies de plantas, el cuarto en anfibios, el segundo en mamíferos y el primero en reptiles a nivel global. Asimismo, en México es posible encontrar prácticamente todos los ecosistemas conocidos en el planeta, desde los grandes desiertos y estepas del norte del país, hasta los bosques templados y selvas húmedas del centro, sur y sureste mexicano.

Albergar toda esta diversidad conlleva también una gran responsabilidad para su cuidado, en este sentido, la actual administración federal se ha caracterizado por su compromiso con la biodiversidad y la conservación de los recursos y áreas naturales de México.

Actualmente contamos con 182 Áreas Naturales Protegidas (ANP) de las cuales una gran parte tienen vocación turística y son también fuente de desarrollo y crecimiento económico regional. Con la declaración de cuatro nuevas ANP a finales del año pasado, México se unió al reducido grupo de países que han cumplido con la Meta de Aichi de protección en superficie marina, superándola en más del doble.

Tan sólo en la presente administración se han decretado seis nuevas ANP, con lo que se ha logrado triplicar la superficie protegida. Hace una semana, el Presidente Enrique Peña Nieto firmó el decreto que designa a las Islas Revillagigedo como ANP, con lo cual el número de hectáreas de resguardo se multiplicó en casi cuatro veces.

Otros logros que deben resaltarse en los últimos cinco años son la reducción del 94% de la tala clandestina en la Reserva de la Biósfera de la Mariposa Monarca, el avance en la meta de reforestación casi al 80%, la reinserción de especies en peligro como el lobo mexicano a su hábitat natural, así como la ardua labor que se ha realizado para rescatar a la vaquita marina, especie de la cual se calcula que quedan menos de 30 ejemplares.

Los esfuerzos y el activismo de México por la conservación han sido reconocidos a nivel global por diversos países, figuras públicas y foros multilaterales, por lo que en diciembre de 2016 nuestro país fue sede de 13ª Conferencia de las Naciones Unidas sobre Biodiversidad (COP13), donde se reafirmó el compromiso con la conservación, la protección de especies en peligro y la utilización sustentable de la biodiversidad.

México es un país privilegiado por poseer una enorme biodiversidad, por ello, tenemos razones de sobra para celebrar el Día Nacional de la Conservación, haciendo conciencia de la importancia de preservar nuestros ecosistemas y comprometiéndonos con la conservación y el cuidado del medio ambiente.

Compartir en:

EntreRedes Publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.