oswaldo-villaseñor

Transición/Oswaldo Villaseñor

Las reformas que vienen.

Hasta el día de ayer el cabildeo continuaba al interior del Congreso del Estado. ¿El motivo? La conveniencia o no de aprobar las reformas a la ley orgánica del Congreso y de paso legislar para dotar de total autonomía a la Auditoría Superior del Estado.

Lo que sí se daba como un hecho, es que las reformas de las cuales se ha venido hablando durante las últimas semanas, se habrán de presentar para su discusión, análisis, aprobación o rechazo, el próximo martes, justo durante la última sesión del Congreso antes de irse de vacaciones.

Al interior del Congreso, ya se observan dos bandos. Uno mayoritario que impulsa la modificación a la ley orgánica del legislativo local mediante la cual se crearía el Comité de Administración del Congreso que sería un órgano autónomo al partido o fracción que tenga el control de la Junta de Coordinación Política.

Es decir, si esta medida se aprobara y entrara en vigor de inmediato, el PRI ya sería el partido que tenga el control político y financiero del Congreso.

Eso sí, cuando entre la nueva legislatura, sería la fracción de Morena quien no ejercería ese poder que hoy sí tienen los priistas y de ahí la resistencia o aprobación, según sea la postura donde se encuentren los diputados.

Lo que sí, es que es un hecho de que las reformas ahí vienen y será interesante ver si las aprueban o el Congreso se divide de tal manera que no les alcance a quienes la promueven, que en su mayoría son las fracciones del PRI con sus aliados del PVEM y el PANAL, más algunos diputados panistas.

Y decimos que solo algunos diputados panistas, porque esta fracción pareciera estar dividida en un tema que seguramente marcará un antes y un después en la nueva forma de gobierno del Congreso del Estado.

1.-Hasta ayer sábado las cuentas de los diputados que avalarían y rechazarían las reformas estaban más que claras. De los 40 diputados, se podría decir que 28 ya estaban a favor de las reformas y 12 estaban en contra.

2.-La fracción del PRI con sus eternos aliados del PANAL y del Partido Verde tiene 24 diputados y votos asegurados, pero necesitan mínimo 27 votos para poder aprobar estas reformas. El PRI y sus aliados requieren de las dos terceras partes para aprobar dichas reformas y esos votos se los aporta el Partido Acción Nacional.

3.-Así, si los escenarios no cambian, se podría decir que la aprobación de las reformas que permitan crear órganos de equilibrio de poder en el Congreso del Estado, así como de dotar de mayor autonomía al Congreso estatal, se podrían estar aprobando el próximo martes.

4.-Eso sí, los diputados de Morena y el todavía diputado panista Roberto Cruz, saben que solo necesitan cambiar el sentido de dos votos de sus compañeros diputados panistas para tumbar dicha reforma y que el PRI no alcance la mayoría calificada necesaria para aprobar las reformas.

5.-Lo que sí está claro es que todavía quedan 48 horas de angustia tanto para quienes quieren tumbarla, como para el PRI y sus aliados, quienes tienen que amarrar bien estas reformas si no desean que se las tumben y de paso los exhiban.

6.-Lo que sí, es que el tema de las reformas se contemplará para subirlo a tribuna el próximo martes y ya veremos si al PRI le alcanza para acotar el poder desmedido que tendrá Morena en el Congreso; o si a Morena, quien a pesar de no tener el poder aún, le alcanza desde ahorita su poder para evitar la aprobación de estas reformas.

Ahora sí, que habrá que ver dijo el ciego.

 

Habrá que estar pendientes.

Compartir en:

EntreRedes Publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.