oswaldo-villaseñor

Transición / Oswaldo Villaseñor

Desde la realización de la pasada asamblea nacional del PAN realizada por allá en el mes de agosto, se dijeron y se vieron dos cosas.

La primera era que dicha asamblea serviría para marcar la ruta y los tiempos de la renovación de la dirigencia nacional del Partido Acción Nacional, pero también serviría para muestrear a quien pudiera ser el sucesor de Ricardo Anaya o Damián Zepeda.

Para esas fechas, los supremos aspirantes visibles a dirigir al PAN era desde entonces Markos Cortés, impulsado por el grupo de Ricardo Anaya, el exgobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, entre otros, pero se esperaba la definición del “Club de Gobernadores” panistas, quienes no habían levantado la mano y dicho a quién apoyarían.

Sin embargo, para el día de la realización de la asamblea nacional, las señales empezaron a mandarse con mucha claridad. La mayoría de los consejeros de los Estados del país que acudieron a la asamblea nacional, se reunieron con Marko Cortés y establecieron el compromiso de cerrar filas.

Cuando menos, consejeros de 28 delegaciones estatales sostuvieron reuniones con Marko Cortes pero no con otros supremos aspirantes. Ese detalle ya era un mensaje que pintaba por donde se pudiera definir la dirigencia panista.

Así, transcurridos los tiempos, las definiciones llegaron. El ala tradicional e ideológica del PAN impulsa la candidatura de Manuel Gómez Morín, descendiente del fundador de este partido, mientras que la cúpula o quienes tienen el control del partido, impulsan a Marko Cortes.

Así hoy en la elección de su nueva dirigencia se enfrentan las estructuras cupulares del PAN contra la base militante del PAN. Serán 281 mil militantes quienes hoy tendrán el derecho de elegir al sucesor de Ricardo Anaya o Damián Zepeda en la dirigencia nacional.

1.-La definición de quien pudiera ser el nuevo dirigente nacional del PAN se dio semanas después de realizada la asamblea nacional del pasado mes de agosto. El encuentro y alineamiento que tuvo Marko Cortes con las delegaciones de consejeros no era suficiente pero si importante.

2.-Las posibilidades reales de Marko Cortés se tejieron efectivamente cuando los integrantes del Club de Gobernadores panistas mandaron su señal de por dónde jugarían. La mayoría de los gobernadores panistas se alinearon a favor de la candidatura de Marko Cortés.

Sólo Javier Corral, gobernador de Chihuahua, se decidió por apoyar a Manuel Gómez Morín, quien también trae el apoyo de varios exgobernadores, de Felipe Calderón, y de paso, le apostó a sensibilizar a la base militante de apoyarlo.

3.-Así, hoy Marko Cortes llegará al día de la elección con el apoyo de la mayoría de los gobernadores panistas quienes tienen realmente el control de las estructuras de su partido en sus respectivos estados, pero además, llegará con el apoyo de la mayoría de los Comités Estatales y Municipales de donde se mueven las estructuras del partido.

4.-En cambio Manuel Gómez Morín, quien le apostó a la movilización de la base militante, llega al día D con una expectativa de desánimo de la militancia y con una expectativa donde el abstencionismo puede llegar hasta el 40 por ciento de los militantes. Es decir, la elección la pueden decidir sólo el 60 por ciento y esas pueden ser las estructuras del partido.

5.-Así con este escenario, EL PAN llega al día de la renovación de su dirigencia nacional con pocas expectativas de levantamiento del partido y más cuando el ex presidente Felipe Calderón quien apoya a Manuel Gómez Morín ya habla de la creación de un nuevo partido.

La división en el PAN acecha lo cual será una señal inequívoca de que la crisis política que vive este partido aún no ha tocado fondo.

6.-Así, hoy el PAN se prepara para elegir a su nueva dirigencia nacional por lo que también será interesante ver si está preparado primero para aceptar y digerir los resultados que la elección de hoy arroje, o bien, si está preparado para sufrir una nueva división interna que tal parece ahí viene.

En pocas palabras, los tiempos futuros para el PAN aun no lucen nada bien.

¿Quién ganará la dirigencia Nacional. Gane quien gane, tal parece que el PAN ni los panistas ganarán.

Habrá que estar pendientes

Compartir en:

EntreRedes Publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.