oswaldo-villaseñor-1

Transición/Oswaldo Villaseñor

El traje del candidato

¡A quién le quede el saco que se lo ponga! Así de sencilla será en la elección del 2021 para determinar cuántos supremos aspirantes a la gubernatura tienen en realidad posibilidades de ser gobernador de Sinaloa.

Qué hicieron por la gente durante la pandemia, qué han hecho por la gente más necesitada y por quien los necesita, qué si tienen cola que le pisen entre otras preguntas tendrán que contestarse antes de tomar de la decisión de buscar ser gobernador.

Pero también, tendrán que voltear a ver al sastre que confecciona día a día en sus mañaneras el tipo de saco que confecciona y que quiere imponer, o cuando menos, con el cual jugará a las elecciones del próximo año. Ese sastre es el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Hasta el día de hoy el saco que tendrá que ponerse el próximo candidato a gobernador es confeccionado desde dos trincheras para posteriormente ensamblarse. Una trinchera, efectivamente es la del presidente López Obrador y la otra trinchera es la de la gente, la del pueblo.

Hay día de hoy, ya hay un bosquejo o cuando menos un molde que delinea cómo será el traje que deberá portar el indicado para ser el próximo candidato que aspire a suceder a Quirino Ordaz.

Veamos como es el traje y a quien le quede que se lo ponga.

1.-De entrada ya está claro que el traje que delineó el presidente para el candidato es un traje austero, convencional, no es un frac de lujo. En pocas palabras NO LLEVA COLA QUE LE PISEN. Eso sí, ese traje es el que le intenta imponer a sus adversarios, no a los suyos.

2.-El caso Lozoya ya dejó muy claro que el Presidente utilizará todos los instrumentos y poder del Estado para judicializar la política y politizar la justicia.

En pocas palabras, utilizará todo su poder presidencial en contra de sus adversarios políticos. De presentarse un candidato con cola que le pisen, sería de alto riesgo para el partido que lo postule.

¿Hay en el PRI un supremo aspirante sin cola que le pisen o tendrán que buscar un “Tapado” de entre la ciudadanía con este requisito?.

2.-Ah, pero si el presidente ya puso una pieza para el futuro traje a confeccionar y ese es el del supuesto combate a la corrupción, siempre y cuando sea la cometida por su adversarios que él ve como sus enemigos políticos, la gente, el pueblo ya puso otra pieza también.

El futuro candidato a gobernador de Sinaloa, debe ser un candidato con una alta CAPACIDAD probada. Improvisar con gente incapaz, es condenar a Sinaloa a no salir de la barranca a la cual la lleva el presidente López Obrador con el abandono al cual lo ha sometido.

3.-Este requisito, EL DE LA CAPACIDAD, será clave y fundamental. México y Sinaloa llegarán a la elección del próximo con centenas de miles de muertos por la pandemia, sin trabajo muchos y con las actividades económicas por los suelos. La violencia habrá de incrementarse aún más y sobre todo, los delitos patrimoniales y familiares.

Se ocupara de alguien con experiencia en grandes ligas y no un improvisado. La gente querrá ver ante sus ojos quien los saca del broncón y no quien solo venda espejitos y rollo.

4.-El presidente ya dibujó otro parte del molde del traje con el caso Lozoya. El presidente en todo este show de circo que ha montado con el supuesto combate a la corrupción y que no ha llevado ni al propio Lozoya a pisar la cárcel, ya dejó claro que lo que en realidad busca es mantener vigente el tema de la corrupción y estigmatizar al PRI y al PAN como los engendros de la misma, mientras él y su partido se presentan como sus cazadores.

5.-Así el próximo candidato a gobernador de Sinaloa, tendrá que ser un personaje si no completamente INDEPENDIENTE, sino con una liga muy poco visible que lo una a los grupos tradicionales que han tenido en sus manos el poder de Sinaloa.

La continuidad puede pesar y mucho y si no, que le pregunten a Rocha Moya quien por más esfuerzos que realiza por quitarse el sello de caballo de Troya priista no puede.

6.-Así, el candidato tendrá que ser un personaje con IDENTIDAD PROPIA y no ser visto como un peón del ajedrez de otros.

7.-Ah, pero si el presidente ya puso una nueva parte, la gente, el pueblo ya puso otra. Y es que el Presidente López Obrador ya demostró que es un presidente peleonero callejero y que ese estilo en su tiempo le funcionó como candidato.

Hoy la gente quiere resultados de gobierno que le beneficien, por lo tanto, quieren en la gubernatura a un personaje que también SEA ENTRON, de carácter, temple, que no se deje ante el presidente y si hay necesidad de enfrentarlo, lo enfrente. Que no se quede callado.

Ahí están los resultados de encuestas que muestran como los gobernadores que han enfrentado al presidente y se han puesto del lado de las demandas de la gente, son quienes más han crecido en aceptación de su gobierno.

8.-La EXPERIENCIA será otra pieza del traje que será clave. La improvisación y el votar a ciegas como sucedió en el 2018, le ha costado muy caro al pueblo. Ahí están los pésimos resultados desde el Gobierno Federal, la nula representación que se tiene con sus diputados federales, el circo en el cual se ha convertido el Congreso del Estado y los malos resultados de los presidentes municipales de Morena.

Un error más y votar por emoción y no por Razón, sería el acabose.

9.-El Supremo Aspirante tiene que ser un candidato que sea CERCANO A LA GENTE. Que haya encabezado esfuerzos de productores agrícolas, pescadores, ganaderos, empresarios y que se haya unido a las diferentes causas sociales. Alguien ajeno al sentir de los sinaloenses, no pasará.

10.-Pero además, el Supremo Aspirante a gobernar Sinaloa, tiene que ser un personaje con visión clara del presente y del futuro. Sinaloa es un estado con muchos atractivos y mucho potencial. Es ya un estado exportador de muchos productos y todavía puede incrementar aún más su influencia en el mundo.

No hay otra manera de generar empleos que es el instrumento más justo de distribución de la riqueza, sino se tiene esa visión emprendedora de presente y futuro.

11.-Por último, tiene que ser una gente con relaciones de grandes ligas, de altos vuelos en el sector público y privado para que no pierda tiempo en tocar las puertas que tenga que tocar para beneficio de los sinaloenses.

En fin, Ta complejo el traje, pero a quien le quede que se lo ponga. En el PRI y en el PAN hay pocos personajes con estas medidas para que le quede justo al cuerpo. Eso sí, en la sociedad civil hay más y de ahí pudiera salir el Tapado.

Un personaje que lleve a todos los cabezas de grupo a pensar que vale más ganar algo, que perder todo.

En 2021 será el parteaguas para la vigencia de la clase política sinaloense tal como la conocemos o será el año de la sepultura de la misma.

Pero también será el año de la vigencia o sepultura de un proyecto de nación como lo es la 4T que hasta hoy se debate entre dar resultados a la gente o seguir vendiendo espejitos.

El pueblo decidirá.

Habrá que estar pendientes.

PASO A PASITO.-Alejandro Cárdenas y Miguel Angel Osorio Chong en compañía de todos los senadores Priistas, tendrán una reunión cena el día de hoy. Es la continuidad de la reunión con los gobernadores ya sostenida.

La operación paraguas continúa y hay que estar preparados.

OTRO PASITO.-Hoy será la primera comparecencia ante un juez de parte de Emilio Lozoya. ¿Se acuerda de Odebrecht y Los Moches a diputados? Por nada de eso irá ante el juez.

Emilio Lozoya irá a dar cuenta de cómo se dio la operación de compra-venta de Agronitrogenados, y nada más.

Compartir en:

EntreRedes Publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.