CARLOS-2

Sin Redundar/Carlos Avendaño

Aprueba Congreso del Estado presupuesto de 51 mil 874 millones para 2018. El Congreso del Estado aprobó el dictamen de Ley de Ingresos y Presupuesto de Egresos para el Ejercicio Fiscal 2018, en el cual proyectan recursos por el orden de: 51,874 millones 147 mil pesos, luego que la iniciativa presentada por el Ejecutivo del Estado contemplaba recursos por 51,947 millones 147 mil pesos. De acuerdo al documento, los conceptos contemplados estiman en recaudación propia de 5,805 millones 267 mil 906 pesos, 18,700 millones 872 mil 073 centavos de participaciones federales, 17,778 millones 542 mil 792 pesos por el Ramo 33, 4,370 millones 445 mil 571 pesos de reasignaciones y 5,219 millones 18 mil 731 pesos por subsidios. En lo referente a la distribución de recursos por poderes y órganos autónomos, queda de la siguiente manera: Poder Ejecutivo 20,272 millones 86,470 pesos, Poder Legislativo 414 millones de pesos, Poder Judicial 549 millones 327,411 pesos, Otras Entidades Paraestatales y Organismos 29,248 millones 961,438 pesos, y a los órganos Autónomos les corresponden 1,389 millones 771,754 pesos. Para el Financiamiento a Partidos Políticos se prevén recursos por el orden de los 136 millones 971,525 pesos, en cuanto a las erogaciones previstas para pensiones y jubilaciones se contemplan 3,148 millones 859 mil 948 pesos. Entre los artículos transitorios aprobados, se establece que “durante el ejercicio fiscal del 2018, del monto recaudado por concepto de revalidación anual de tarjeta de circulación y calcomanía de refrendo previstos en la Ley de Hacienda y Ley de Tránsito y Transportes, ambos del Estado de Sinaloa, serán destinados 160 millones a la partida presupuestal correspondiente al Seguro Popular y el monto restante a la correspondiente a las pensiones del sector educativo”. Los recursos previstos para partidas presupuestales denominadas “Sistema Estatal de Protección Integral de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPPINA), un monto de 10 millones será reasignado al concepto de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, asimismo, de la partida presupuestal denominada: Centro de Atención a la Violencia Intrafamiliar, un monto de 2 millones serán reasignados al concepto Fondo de Ayuda para la Asistencia y Reparación Integral”…

Lo hemos mencionado en varias columnas anteriores, la Ex Alcaldesa de Salvador Alvarado: Liliana Angélica Cárdenas Valenzuela, ya nos dio la razón al hacer público y levantar la mano por la Diputación Federal por el Tercer Distrito Electoral Federal. Se acuerdan que dijimos que había que tirarle arriba para ver que caía abajo, pues anduvo cacareando que quería ser Senadora y ahora dice querer la Diputación Federal, pero no lo dudamos ni tantito, que sigue descendiendo en su intentona por aspirar a un puesto, que como también lo escribimos, podría buscar la candidatura a Diputada Local y disputársela al profe: José Silvino Zavala Araujo (si busca reelegirse el profe) o quizás subsista otra jugada, de que vaya a terminar peleándole la silla de la Presidencia Municipal de Salvador Alvarado al ahora Alcalde: Carlos Mario Ortíz Sánchez, aunque 2018 no es 2012 (por aquel tiempo de efervescencia política peñanietista de su tío-padrino:el pecuni”). Lo anterior es por el lado político, pero habría que ver el lado geográfico. Dilucidemos el asunto. Antes, el Tercer Distrito Electoral Federal, abarcaba los municipios de: Navolato, Angostura, Salvador Alvarado, Mocorito y una parte importante de Culiacán, pero con la redistritación hecha hace meses atrás (de 9 distritos quedaron solo 7) al tercer distrito se le anexan: Sinaloa de Leyva y Badiraguato. Innegablemente que el distrito creció y se mira muy grande poder cubrirlo. Pregunta obligada: ¿Tendrá la estructura necesaria: Liliana Cárdenas para dar la pelea en las elecciones del 2018? Sabemos que por Salvador Alvarado quedó mal con varios líderes, además de ciertas cuentas que no dejo muy claras. Por el rumbo de Navolato, está peleada con alguien de muchísimo peso específico al interior del PRI. Súmesele, que por el municipio de Angostura, Badiraguato y Sinaloa de Leyva, es una perfecta desconocida, ni sombra le haría a: José Manuel “El Loco Chenel” Valenzuela López y otras figuras importantes, sin considerar que el crecimiento de MORENA y la penetración del PAS ha crecido de manera importante y se requiere de gente rentable para dar pelea por parte del PRI, cosa que Liliana no posee. Por si esto fuese poco, rematamos con que: Liliana Cárdenas, no es política sino producto de un invento fraguado por su tío-padrino: David López Gutiérrez “el pecuni” (Aquél que estuvo en el oído del Presidente: Peña Nieto, y que ahora ya no está). Pero como decimos en el argot político, se destapó, por aquello de los pre-destapes (habría que ver que dice la ley sobre actos anticipados de campaña pues Liliana es funcionaria) La cosa es no dejar de seguir mamando la teta política que nutre muy bien. Vean el antes y el después de donde ha estado: Liliana Cárdenas. No porque sí, se deja el huesito, si deja muy buenos dividendos…

En Culiacán, capital sinaloense, la palestra por la Alcaldía, está al orden del día. Ciertamente el tiempo se achica y estamos a la vuelta de la esquina para el gran desenlace que tendrá esta historia del 2018. La carrera por buscar la Presidencia Municipal se pone candente y se empieza a poner color de hormiga. Son muchos los llamados, pero evidentemente será solo uno el elegido. Casi podemos decir que, vemos a los nombres bíblicos aparecer en esta contienda política sinaloense, pues en Culiacán, aparecen nombres cómo: Jesús, Moisés, Rob, Jenife, y otros nombres más. La disputa por la candidatura a la alcaldía de Culiacán comienza a subir de tono y los que se perfilan como contendientes harán todo lo posible por aparecer en las boletas electorales del 2018, al costo que sea posible pagar. Muchos incrementan su activismo político disfrazado de servicio público y/o asistencia social, pero cada quien le busca al cómo y dónde, para poder ofrecer dichos servicios de manera gratuita, para que no se mire cómo: “actos anticipados de campaña” por ser funcionarios públicos o porque su cargo no se los permite. Ahora tan sólo restaría saber por quién se decidirá la ciudadanía, pues ya sabemos quiénes si cumplen su función y quiénes no. Al final de cuentas, la ciudadanía decidirá quién le sirve. Al tiempo y contando…

Compartir en:

EntreRedes Publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.