CARLOS-6

Sin Redundar-Carlos Avendaño

Pónganse de acuerdo por favor. “Salgan todos” dice: AMLO. “Quédense en casa” dice: López-Gatell. Vaya la marcada contradicción entre el patrón y el empleado, ni a cuál de los dos irles. El Presidente: Andrés Manuel López Obrador, invitó a todos los mexicanos a salir a las calles, sin ningún miedo, a disfrutar de la naturaleza, del aire, del sol, la luz y los cielos. En contraste, el Subsecretario de Salud: Hugo López-Gatell Ramírez, insistió en su llamado a quedarse en casa, porque la pandemia sigue estando presente y que todavía se mira muy lejos el día que se pueda controlar. Pero aquí lo meramente importante –aparte de que AMLO y compañía se contradigan– es que cada quien salga a la calle y que sepa cuidarse con todas las debidas medidas de protección, mismas que se nos han dicho un chorro total de veces durante los tres meses desde que empezó esta famosa cuarentena. Más claro ni el agua, el cuidado será muy nuestro de manera personal, será nuestra responsabilidad más no del gobierno, porque ya sabemos lo que sí y lo que no debe de hacerse –miles de casos mortales existen como ejemplo-. Usted sabrá querido lector si se quiere sumar a las cifras estadísticas de la pandemia por Coronavirus, porque absolutamente nadie, ni el propio gobierno, tiene porqué cuidarnos, nosotros somos los únicos responsables de lo que suceda con nuestro cuerpo y nuestra integridad física y la de nuestra familia, el gobierno solo debe de cumplir con prevenirnos y asistirnos en el caso de la salud, lo demás dependerá de cada quien. Y vaya que, en el caso de Sinaloa, muy, pero de volada, acatamos lo que dijo el Presidente: López Obrador: “Hay que recuperar la libertad sin miedo”, y a la orden de: en sus marcas, listos y fuera, todos los sinaloenses salimos a las calles ni tardos ni perezosos, como si nunca hubiera existido la pandemia para regresar a la nueva normalidad como si nada. Fueron muchos los comercios a los que poco les duró el gusto de ver que la gente ya venía para comprarles, pero las autoridades inmediatamente les empezaron a cerrar los comercios –muy seguramente que alguien se paniqueo sin lugar a dudas-. Casi podemos estar seguros de que fueron las propias autoridades que no se pusieron de acuerdo con los dueños de los comercios, y pues no les quedó de otra más que usar la fuerza de seguridad pública por aquello de que no te entumas y de que pasara algo más peor. Pero cada negocio se protege a su manera, porque, a decir verdad, hay muchos negocios que tienen mucha demanda como lo son: la luz, los bancos, el agua, el teléfono, la cablevisión, etc., mismos negocios que tienen pocos empleados laborando y hasta por turnos los dividen para que atiendan a la clientela –en nombre del Coronavirus-. Largas son las filas de personas afuera de los negocios manteniendo su “sana distancia” en pleno nivel del sol cuando más calienta. Pregunta obligada: ¿Quién defiende al cliente? Muchas veces el servicio es más que pésimo, pero todos estamos obligados a tener que esperar varias horas para tener que ser atendidos bajo los rayos solares que en Sinaloa son más que peligrosos en esta temporada y esperemos en Dios que no sea contraproducente y se enfermen de insolación o de cáncer en la piel, porque en dichas filas hemos visto: mujeres, niños, jóvenes y adultos. Ciertamente, se toma la temperatura, se les pone gel antibacterial, se les ordena esperar turno, pero mientras este llega están expuestos a temperaturas de más de 38 grados centígrados. Algo deben de hacer los dueños de los negocios por preservar la salud de sus clientes, instalando carpas o malla sombras ¿No lo cree usted querido lector? Este lunes y martes pasados, comenzó el afamado retorno a la nueva normalidad, pero ninguna autoridad se animó a dar el banderazo de inicio, quizás todos decidieron lavarse las manos como poncio pilatos y no decir nada. Aunque mucho se ha dicho a nivel federal y estatal que la reapertura sería gradual esta semana y que a partir de la próxima semana se abrirían casi todos los demás negocios. Solo es cuestión que se nos informe en tiempo y forma, que se pongan de acuerdo las autoridades de gobierno y de salud junto con los empresarios, para beneficiar el buen tránsito de clientes y que no se vaya a dañar más a la economía sinaloense. Llegó la hora de que cada quien aporte de manera responsable en esta nueva normalidad. Manos a la economía que mucho urge…

El Sindicato de Trabajadores al Servicio del Estado (STASE) ya tiene impresas las boletas para la elección del nuevo Comité Ejecutivo y los candidatos ya comenzaron a firmar voltea tras boleta para estar preparados para el día de la elección. Ciertamente que todavía no se tiene una fecha específica para realizar los comicios, pero en estos próximos días se reunirán todos los candidatos con la Comisión Electoral para definir esta fecha. Innegablemente que se tiene que esperar a que Sinaloa salga del semáforo en rojo y que no esté en el máximo riesgo de contagios posibles. Mientras tanto, los candidatos no han parado de hacer sus campañas en los diferentes medios de comunicación y en las diferentes redes sociales cuidando la salud de todos los integrantes de las planillas y de los propios sindicalizados. Por lo pronto seguimos esperando este gran desenlace de quien será: la o él próximo líder del STASE. Hay que nervios, ya falta más poquito…

Se le apareció la BOA a AMLO. Si en realidad es cierto eso del Bloque Opositor Amplio (BOA) surgen en nuestra gnosis dos preguntas. La primera pregunta de ellas es que: ¿Cómo consiguió el gobierno dicha información? (obvio que con el espionaje del otrora CISEN) y la segunda pregunta estriba en: ¿Por qué se ha tardado tanto en salir a flote dicho bloque opositor ante la evidencia dictatorial de AMLO? Por lo que podemos afirmar que: ¡Qué bueno que exista el BOA y que se logre desconcentrar el poder omnipotente del peje! Porque no podemos negar que el poder corrompe y que todo el poder concentrado en una sola mano corrompe mucho más. 2021 es la cita para quitarle el poder a quien está briago de poder, mismo que no tiene contrapesos, por tanto, hace lo que quiere y lo que le viene en gana púes no existe nadie que lo frene de tajo…

Compartir en:

EntreRedes Publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.