CARLOS-6

Sin Redundar-Carlos Avendaño

Presupuesto de Egresos de la Federación 2021. El Flamante Secretario de Hacienda y Crédito Público: Arturo Herrera Gutiérrez, deberá de presentar en estos primeros días del mes de septiembre ante la Cámara de Diputados, el segundo paquete económico de este ceniciento gobierno de la 4T. Dicho documento, contiene en forma sintetizada lo que prevé este nuevo gobierno de cómo habrá de comportarse ante la economía y del cómo le hará para salir avante de ella, de igual manera este paquetazo, traerá consigo el cuánto y el cómo piensa obtener ingresos y cuánto dinero y cómo piensa gastarlo. Ya veremos cómo viene esta nueva planeación presupuestaria para este año venidero del 2021, porque no me dejará mentir usted querido lector, que los dos primeros paquetes económicos de 2019 y 2020 (elaborados por cierto al hay se va) del gobierno de la cuarta “transformación”, marcaron un rumbo muy diferente con respecto a lo que se venía haciendo de manera tradicional por los otrora gobiernos (PRI y PAN) los neoliberales, dijera ya saben quién. De manera específica y directamente todo se ha enfocado hacia los programas sociales que tanto pregona el Presidente: Andrés Manuel López Obrador, en donde nunca ha dejado de fanfarronear con la tan popular “austeridad republicana” sobre el gasto público. En el primer paquete económico presentado en 2019, se previó un crecimiento del 1.5 al 2.5%, y en el segundo de 2020, se programó un crecimiento del 2%, de los cuales –crecimiento económico– ninguna de dichas previsiones fue cumplida ni en tiempo ni en forma. Recordará querido lector que en el año 2019 se terminó en recesión económica, en donde la inversión salió huyendo inmediatamente del país al saberse de la cancelación del Aeropuerto de Texcoco y con un sinfín de dudas y de incertidumbres sobre la capacidad del gobierno de la 4T para manejar nuestra economía mexicana. Pero ni qué decir de este año del 2020, al convertirse en la gran hecatombe, con la recesión ya encima, el gobierno se planteaba un crecimiento al hacer sus recortes al gasto público, pero apenas terminaba el primer trimestre del año y que se aparece la pandemia motivo del Covid-19 que vino a destruir de iso facto todo lo que se había previsto. La crisis económica se agravó con la pandemia y el gobierno no supo cómo hacerle frente, y muy probablemente, este año en curso, el Producto Interno Bruto (PIB) –ese que no le gusta mucho al Presidente López Obrador- terminará con una caída estrepitosa de cuando menos del 10% con unas finanzas demasiado comprometidas por una necedad y terquedad de parte del Presidente por mantener la inversión en una empresa quebrada como lo es: Petróleos Mexicanos (PEMEX), súmese todavía: los 12 millones de desempleados, miles de PyMes quebradas, estados y municipios con demasiados apuros financieros, y pudiésemos rematarla, con una calificación de deuda por parte de PEMEX a punto de terminar convirtiéndose en fierros viejos, que ni vendiéndose como chatarra, nos darían a ganar un solo peso que subsane siquiera nada económicamente. Por los todos estos antecedentes existentes, todo parece indicar que el miedo no anda en burro y que el terror sobreviene desde la silla del Secretario de Hacienda y Crédito Público: Arturo Herrera Gutiérrez, puesto que se le mira: taciturno, cabizbajo, confundido y chiveado, como si anduviese, pero sí que bien hecho bolas. Las muestras las ha dado una y otra vez, en toda esta crisis económica que ha venido arrastrando el gobierno de la 4T, Herrera Gutiérrez, ha sido incapaz de poder expresar ideas económicas coherentes ¿No se animará a decir las cosas tal cual y como son o definitivamente no lo dejan? Válgame la expresión, ahí sí que se usa pero muy bien el cubrebocas, porque muy seguramente y como a todos los funcionarios en este gobierno de la 4T, no los dejan y los tienen maniatados por ya saben quién. Aunque se miran demasiado optimistas todos en el gobierno con eso de que la economía se va a recuperar y que en el 2021 volveremos a tener crecimiento económico, pero más que la verdad, las cosas no se miran muy bien que digamos y todo apunta para que este nuevo año venidero –y que digo este, y el que sigue y le sigue– estaremos en recesión económica, siendo esta la tercera de manera consecutiva que se avecina en 2021. No se mira cómo recuperarnos económicamente, al menos que vivamos en una mentira de que la economía no caerá como está previsto, lo cual es inevitable a nivel global. Mientras las políticas públicas no cambien de dirección, difícilmente tendremos una buena conducción económica, porque está más que claro que no se puede vivir espantando a los inversionistas del país, a grado tal de que salgan huyendo de México. Quizás ya va siendo hora que se deje de lado la tan afamada “austeridad republicana” –que de austera no tiene nada y mucho menos de republicana– porque mientras el gobierno no priorice la recuperación económica, esta seguirá consumiéndose. En momentos tan críticos como estos, habría que dejar de lado los aeropuertos, los trenes y las refinerías, y salir adelante con lo que ya se tiene de manera estable en la economía y no desestabilizarla. La pregunta principal sería ¿Planteará la Secretaría de Hacienda y Crédito Público algún crecimiento económico para el año 2021? Creo que ha llegado la hora de tener el valor y de que se reconozca la realidad existente no la inventada. Salvo su mejor opinión estimado lector, su aporte es bienvenido…

PIB se derrumba con el 18.7%, el peor desplome en la historia de la economía mexicana. La mayor caída registrada previamente fue de 8.6% en 1995, cuando se registró una severa crisis económica en el país. La economía de México se contrajo 17.1% en segundo trimestre a tasa desestacionalizada, informó INEGI. En tanto, el Producto Interno Bruto (PIB) bajó 18.7% en el segundo trimestre contra el mismo periodo del año anterior, para ser la peor caída en la historia de la economía mexicana, derivada de la crisis de Covid-19 que se vive en el país y el mundo. El descenso del 18.7% del PIB fue ligeramente inferior frente al 18.9% de la estimación preliminar de julio. Los sectores más afectados fueron los servicios de esparcimiento y culturales -46.7% y alojamiento y preparación de alimentos -39.6%…

Compartir en:

EntreRedes Publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.