oswaldo-villaseñor

Sin quitarle ni ponerle/Oswaldo Villaseñor

AMLO..El gobierno de mentiras

Andrés Manuel López Obrador aun no toma protesta y su bono democrático el cual es enorme, puede acabarse y derrumbarse, incluso, antes de que tome protesta.

Zedillo llegó con un amplio bono democrático pues el voto por la paz de los mexicanos tras la aparición de la guerrilla zapatista y el asesinato de Colosio, hicieron que ganara con un amplio margen de votación y se convirtió quizá el primer presidente legitimado en las urnas.

¿Cuál fue la encomienda de Zedillo?. Desmitificar la figura presidencial, acotar el poder del presidente, impulsar la reforma política con el reconocimiento a la autonomía al poder legislativo y llevar al país a la alternancia democrática a costa aún de la oposición de su propio partido, el PRI.

El otro presidente legitimado en las urnas fue Vicente Fox y su desgaste fue lento. Le alcanzó para dejar sucesor de su mismo partido. ¿Cuál fue la encomienda de Fox?.

Continuar con las reformas estructurales para seguir entregando las riquezas nacionales a la Inversión privada, empezar el desmantelamiento de los sindicatos y crear una nueva clase política en el país.

El otro presidente que llegó con un amplio bono democrático fue Enrique Peña Nieto y también tuvo una encomienda. Terminar las reformas estructurales como fue la apertura del sector Energético, el de las telecomunicaciones, la reforma laboral que acabó con los beneficios para la clase trabajadora y le dio amplio margen  de maniobra al sector empresarial y de paso debilitar el peso y llevar al poder a un presidente que parezca de izquierda pero que gobierne como de derecha el cual todo apunta es López Obrador. Igual a los viejos tiempos del PRI.

Sin embargo, a todos estos presidentes les alcanzó su bono democrático porque su realidad –incumplimiento de promesas- la empezó a observar la gente hasta después del segundo año de su respectivo gobierno.

Con Andrés Manuel, no es así. El desgaste pudo haber empezado de manera prematura.

1.-Una de las grandes diferencias entre el gobierno que habrá de encabezar López Obrador y el de otros expresidentes legitimados en las urnas, es que todos ganaron y sus promesas las conservaron hasta el día de su toma de protesta. Nadie conocía a su gabinete y por lo tanto, el presidente electo era el único vocero.

2.-Hoy todo mundo conoce al futuro gabinete porque el mismo López Obrador se ha encargado de presentarlo y todos han iniciado su rol de voceros oficiales. Ahí empieza al problema.

3.-El primer vocero que salió a hablar fue Carlos Urzua, quien está nominado a ser el próximo Secretario de Hacienda. De entrada, anunció que el precio de la gasolina no va a bajar y que por el contrario subirá.

También anunció que se le quitarán los apoyos a los productores agrícolas de los Estados del Noroeste, entre ellos Sinaloa, para entregárselos a productores del centro y sur del país.

El nuevo aeropuerto se queda dónde está pero se concesionará a la IP y no se venderá el avión presidencial y de paso si se usará.

2.-Después salió Olga Sánchez Cordero, quien está nominada a ser la Secretaria de Gobernación y ya anunció amnistía de entrada para los sembradores de droga.

También anunció que el Estado Mayor presidencial se queda a pesar de que la propuesta de campaña iba en sentido contrario.

Se analiza enviar iniciativa de ley para legalizar la mariguana lo cual también va en sentido contrario a las propuestas.

3.-Luego sale Alfonso Durazo, quien está nominado a ser Secretario de Seguridad Pública y dice de entrada que el Ejército se queda patrullando en las calles y prestando servicio de seguridad pública, lo cual también va en sentido contrario a la propuesta de campaña.

Pero además, Durazo también hecha por tierra lo dicho por López Obrador que con honestidad y combatiendo la corrupción se acabará la inseguridad y dice que los primeros resultados en el combate a la violencia tardarán 3 años en verse.

4.-Después salió Alfonso Romo, quien está nominado a ser el coordinador del gabinete presidencial y dijo que la reforma energética, la cual sirvió tanto para la construcción del discurso de López Obrador, se queda tal y cual está.

5.-En fin, en apenas 10 días se podría decir, los mismos voceros de López Obrador y a quien el mismo ha nominado como sus futuros Secretarios de Estado se han encargado de echar por tierra toda la narrativa discursiva del próximo presidente y con ello, muestra que todas sus promesas de campaña, fueron simples mentiras.

6.-Pero lo grave no es que López Obrador no cumpla estas promesas. Lo grave está en las que si piensa cumplir. Hasta ahora han dicho que las promesas que si habrá de cumplir está en dar becas a los jóvenes ninis, el doblar la pensión a los adultos mayores, apoyos a las madres jefas de familia entre otras.

En pocas palabras, López Obrador construirá su base de apoyo con un sector de la sociedad que entre en su defensa, cuando otros sectores a quienes afecte, salgan a las calles a protestar por sus medidas populistas.

Ahora sí, la polarización de la sociedad en torno a un ejercicio de gobierno, puede ser la parte peligrosa para un país y más cuando se ve que algo parecido ocurre en países como Venezuela con quien tanto se le comparó.

Tener una sociedad dividida entre quienes apoyan a su gobierno y quienes lo reprueban y rechazan, no deja nada bueno.

¿Será acaso esa la encomienda para López Obrador de ahí ordenar salir a sus voceros y con sus anuncios mantener la indignación en ciertos sectores sociales?.

Pero más lamentable aun, que sea el propio López Obrador quien ahora diga que la gente debe de entender que una cosa es lo que se promete en campaña cuando se busca el poder y otra cosa es lo que se tiene que hacer cuando ya se ejerce el gobierno.

En pocas palabras, la gente debió entender que lo que estaba en juego en la pasada elección era ver quien le mentía mejor a la gente y a quien le creían sus mentiras y ahí si se explica el abrumador triunfo de López Obrador.

¿Y qué sigue?. ¿Cuál es la encomienda que trae López Obrador, el cuarto presidente legitimado en las urnas?.

Quien sabe, pero la encomienda de los otros tres, en nada benefició a los mexicanos.

Así sin quitarle ni ponerle

Habrá que estar pendientes.

PASO A PASITO.-Ayer estuvieron en Los Mochis los Senadores electos Rubén Rocha Moya e Imelda Castro y dijeron que habrán de trabajar de la mano con el gobernador Quirino Ordaz para traerle beneficios a los sinaloenses.

No habrá revanchismo y menos en cuestiones políticas, dijo Imelda Castro.

OTRO PASITO.-Por más lucha que se le hizo, pero el PRD no alcanzó siquiera el porcentaje mínimo de votos en Sinaloa para mantener su registro. Ahudomar Ahumada le buscó por todos lados, pero no pudo conseguir los votos que le faltaron.

El PRD fue el gran perdedor de una catastrófica alianza que resultó ser la que hizo con el PAN-PAS y MC aquí en Sinaloa.

UN PASITO MAS.-En Ahome regresaron los regidores que pidieron licencia y hasta la Sindica Procuradora. El Unico que no regresará será el alcalde Alvaro Ruelas. El actual alcalde Manuel Urquijo terminará el mandato.

Compartir en:

EntreRedes Publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.