Rector con diputados Presupuesto (2)

Rector pide a diputados federales su solidaridad y empatía con las universidades públicas

El doctor Juan Eulogio Guerra Liera, Rector de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS), pidió a los legisladores de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública y de Educación de la Cámara de Diputados, su solidaridad, empatía y que no dejen solas a las universidades públicas al momento de aprobar el Presupuesto de Egresos de la Federación para 2021, mientras que los diputados reiteraron su apoyo a la educación superior y su compromiso de realizar un análisis que les permita plasmar en el presupuesto las necesidades y reasignar recursos a este sector educativo.

En su carácter de presidente de la Región Noroeste de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), Guerra Liera participó en reunión virtual de esta asociación encabezada por su titular maestro Jaime Valls Esponda, con los presidentes de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, diputado Erasmo González y de la Comisión de Educación, diputada Adela Piña Bernal, para compartir reflexiones y preocupaciones sobre el presupuesto para el próximo año.

“Señores diputados, estamos atentos a lo que ustedes decidan, sabemos que en este año habrá componentes muy importantes como salud, seguridad, aspectos que con la pandemia hay que incentivar (…) pero no se olviden de su antecedente, de la plataforma que les ha permitido seguir prosperando y de que hoy tal y como están esos componentes esperamos nosotros, los que estamos al frente de las instituciones educativas, su solidaridad, su empatía”, expresó el Rector de la máxima casa de estudios sinaloense.

Guerra Liera habló de la necesidad de apoyo a la educación superior sobre todo porque las universidades públicas estatales son una de las instituciones más reconocidas por la sociedad, y en medio de la pandemia aumentaron su matrícula y cobertura y sin poner como pretexto la falta de recursos, han podido avanzar con éxito en la instrucción virtual y para evitar que jóvenes truncaran sus estudios bajaron sus cuotas que en muchos de los casos eran simbólicas.

“Les pedimos a los señores diputados que hoy están en esta responsabilidad transitoria (…)  que no nos dejen solas a las universidades, requerimos de su empatía, ya lo dijo mi colega Rector de Nuevo León, hay aspectos que tienen que ver con contratos colectivos que fueron elaborados en otros momentos, en otras condiciones y que hoy muchos de ellos no corresponden ya a lo que requiere la institución, no es sacrificar al trabajador”, enfatizó.

El Rector de la UAS señaló que la obligatoriedad y la gratuidad de la Educación Superior plasmada en la Constitución están incompletas porque no se cuenta con  el apoyo presupuestal para cumplir con ello, añadió que las universidades son factor de gobernabilidad y estabilidad y en esta pandemia, aparte de atender la docencia y la investigación, muchas reconvirtieron sus funciones productivas y elaboraron insumos y equipo para auxilio de la sociedad con compromiso, empatía y entrega y con recursos que tenían a la mano.

Por su parte el titular de ANUIES, Jaime Valls Esponda, precisó que se ha documentado el sistemático deterioro del presupuesto invertido en las instituciones públicas de educación superior, y estos recursos han resultado insuficientes para consolidar a las instituciones, tendencia que podría agudizarse si no se incrementan los recursos programados para 2021, de manera particular los montos destinados a los fondos extraordinarios.

Citó que este 2020 el programa de subsidios federales sufrió una reducción de 15 mil millones de pesos, que el presupuesto programado cada año no considera el incremento de la matrícula y plantilla académica y administrativa ni la expansión territorial, y mientras hay un 16.6 por ciento de crecimiento de la matrícula, la inversión federal cayó en términos reales. Refirió también que los fondos extraordinarios se han reducido a casi extinguirse, solo de 2015 a 2020 se redujeron en 38 mil 722 millones de pesos.

“Nos preocupa que el número de universidades en situación de crisis financiera esté aumentando, el año pasado eran 9 y este año calculamos 11 por lo menos; estas universidades tienen problemas para cerrar el presente año, y necesitan de apoyos extraordinarios (…) consideramos de alta prioridad definir una nueva política de financiamiento de la educación superior que contribuya a subsanar el rezago presupuestal y considere los recursos necesarios para atender las obligaciones derivadas de la reciente reforma constitucional en materia educativa”, propuso al reiterar el compromiso de las universidades con la transparencia, la rendición de cuentas y el uso eficiente, racional y austero de los recursos públicos.

El presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, diputado Erasmo González Robledo, reiteró toda la disposición para trabajar de la mano con las universidades en la revisión del Presupuesto y se comprometió a tomar en consideración todos los aspectos mencionados y junto con la Comisión de Educación hacer un trabajo a conciencia y sobre todo con gran responsabilidad.

A su vez la presidenta de la Comisión de Educación, diputada Adela Piña Bernal, reconoció la labor social que realizan las universidades en el ámbito académico, de investigación y cultura, por lo que este año no será la excepción para acompañarlos en su lucha por mayores recursos y reveló que es mínimo el incremento que se plantea para educación en 2021.

“Hemos analizado en la Comisión de Educación la distribución del Presupuesto, ver dónde podemos reasignar, tenemos que el año pasado en el fondo extraordinario logramos etiquetar algo pequeño, pero importante, un poco más de 350 millones (…) hoy estamos solicitando una ampliación de 500 millones, estamos tratando justamente de ver, de atender, el planteamiento que ustedes señalan”, dijo.

“Cuenten con que la Comisión de Educación emitió una opinión justamente buscando reasignar recursos, buscando un trabajo coordinado con la Comisión de Presupuesto (…) todo mi respaldo a las universidades porque han hecho un esfuerzo de aumentar la matrícula y eso requiere presupuesto”, reflexionó Piña Bernal.

También los diputados Tonatiuh Bravo Padilla y Fabiola Loya de Movimiento Ciudadano, Fernando Galindo del PRI y Laura Imelda Pérez de MORENA, expresaron que harán el mayor esfuerzo para atender las demandas de la educación superior, refrendaron su compromiso con este sector y calificaron de preocupante la reducción en el apoyo a las universidades públicas estatales, por lo que están haciendo propuestas para que se dé un incremento acorde a la matrícula que se atiende.

Tomaron la palabra también los rectores de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Universidad de Guadalajara y la Universidad Veracruzana, todos integrantes del Consejo de Rectores de la ANUIES.

Compartir en:

EntreRedes Publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.