mRw-pnxQ

Fundamental, la cooperación entre los Poderes Ejecutivo y Legislativo para garantizar la seguridad alimentaria

El Poder Ejecutivo, a través de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural y la Comisión Nacional del Agua (Conagua), trabajan coordinadamente con el Congreso de la Unión para fortalecer mecanismos que permitan garantizar, aún durante la contingencia sanitaria, la seguridad alimentaria y el abasto de agua para todos los usuarios.

En ello coincidieron, el titular de Agricultura, Víctor Villalobos Arámbula; la directora general de la Conagua, Blanca Jiménez Cisneros, y el presidente de la Comisión de Recursos Hidráulicos, Agua Potable y Saneamiento de la Cámara de Diputados, Feliciano Flores Anguiano, al participar en la videoconferencia El agua y la contingencia sanitaria: seguridad alimentaria, energética e hídrica.

El secretario Villalobos Arámbula señaló que el Gobierno de México desarrolla un plan de acciones integral para asegurar la producción, suministro, distribución y abasto de alimentos a la población durante la emergencia del COVID-19, con atención en las cosechas del ciclo Otoño-Inverno 2019/2020, las cuales registran un incremento en la producción de granos.

El objetivo, aseguró, es garantizar la producción agrícola, pecuaria y pesquera, con el acceso a los insumos y materiales (semillas, fertilizantes, agua, embalajes y maquinaria, entre otros), desde la siembra hasta la cosecha, en cuyas acciones la disponibilidad de agua es clave, al destinar el 76 por ciento del recurso hídrico a la agricultura nacional.

“Tenemos que producir más toneladas de granos, hortalizas y frutas por hectárea, pero con menos consumo de agua, porque la disponibilidad y el acceso a alimentos requiere de la preservación y mantenimiento del agua, a través de una articulación interinstitucional para fortalecer la seguridad alimentaria y la seguridad ambiental”, subrayó.

Apuntó que la convergencia de esfuerzos entre Agricultura y Conagua para encarar tanto la situación de emergencia por la crisis sanitaria y la sequía, así como asegurar el acceso al agua a entre cinco y seis millones de hectáreas de riego, contribuirá a contrarrestar efectos negativos en la producción de alimentos.

A su vez, Blanca Jiménez informó que Conagua asigna para el uso público urbano 13 mil millones de metros cúbicos de agua al año, lo que permite llevar agua a 95 por ciento de la población; en tanto, para garantizar la seguridad alimentaria, se dota de 64 mil millones de metros cúbicos anuales a unidades y distritos de riego.

Además de reconocer la estrecha coordinación con la Secretaría de Agricultura para respaldar a la población en la presente contingencia, señaló que ello permite fortalecer diferentes programas de apoyo. Algunas de las acciones específicas que ha desarrollado Conagua son: continuar con los planes de riego en los 86 distritos de riego; atender 1.8 millones de hectáreas de los 23 distritos de temporal tecnificado, y mantener el subprograma de apoyo a las 43 mil hectáreas de 500 unidades de riego.

Por otro lado, apuntó, que las Brigadas de Protección a Infraestructura y Atención de Emergencias trabajan sin descanso para dotar de agua a los habitantes, hospitales y agricultores que más lo necesitan. Así, durante la contingencia se han llevado 94 millones de litros de agua potable a 195 mil habitantes de 11 estados, y 3.2 millones de litros a hospitales y centros de atención social que atienden a 38 mil 597 personas de seis entidades.

Por último, la titular de Conagua reconoció que, aunque actualmente hay disponibilidad de agua para atender la emergencia sanitaria, “es obligación de todas y de todos usarla de manera eficiente y responsable”.

En su momento, el diputado Feliciano Flores Anguiano subrayó la importancia de mantener el abasto de agua potable para disminuir los riesgos sanitarios por el COVID-19 y para asegurar la producción alimentaria.

Por ello, señaló que la Comisión que preside acordó exhortar a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para que no realice cortes de energía eléctrica a los organismos operadores del país, así como para que difieran sus adeudos por concepto de energía, con el fin de asegurar el servicio de agua a la población durante la actual contingencia.

También, indicó, se emitió un punto de acuerdo para que la tarifa de energía eléctrica hacia los organismos operadores sea más moderada.

Compartir en:

EntreRedes Publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.