marco antonio lizarraga 2

Entre Veredas/Marco Antonio Lizarraga

EL QUE NO SE MUEVE

Ya huele a 2018, y eso que ni el Congreso de la Unión ni el Congreso del Estado ha lanzado convocatoria para elecciones, el camino está a más 70 días de que apenas se lance el grito de buscar un escaño en el próximo proceso electoral.

Pero aún así desde el norte hasta el sur, ya muchos andan queriendo buscar un escaño de nuevo pese a los trabajos que dejaron en sus municipios, pero hay otros que si tienen mucho para ofrecer.

Uno de los que ya anda levantando la mano, y que mejor debería de esconderla, es Raúl Acosta, expresidente municipal de Choix por el PRI quien anda más que caliente por una diputación, el problema es que no define si una federal o una local.

El problema es que el mismo Raúl Acosta anda como la mitotera del pueblo, gritando a los cuatro vientos que tiene la venia del gobernador para sus aspiraciones, este sin duda es un problema grande en que puede meter a Quirino Ordaz Coppel.

A esto se le agrega, que la forma en cómo salió Acosta Salas de su municipio no fue el mejor.

Juan Pablo Yamuni, el diputado incómodo de esta legislatura, quiere la presidencia municipal por el PAN en Ahome, pero el problema de las cuentas públicas del gobierno al que perteneció lo pone en jaque para lo que sigue, es decir las cuentas públicas.

En El Fuerte, Nubia Ramos la percibimos en la jugada para una reelección pues ha sabido salir adelante a pesar de la adversidad como la hemos publicado en alguna ocasión ha sacado la casta y eso le puede valer para una reelección.

Mientras que el alcalde de Culiacán, Jesús Valdés Palazuelos anda ya señalando que le interesa buscar la reelección, pero hasta la fecha es el único alcalde que lo ha dicho, y podría ser, por el trabajo de gestión que ha realizado.

En Navolato el que cree que anda más que caliente en este asunto de la chapulineada es el diputado Víctor Godoy quien busca nuevamente aparecer en las boletas, por que es lo único para lo que ha resultado bueno, porque en el Congreso ya le apodan el holograma, porque nomás lo ven, pero no hace nada.

En Guasave, la misma senadora, Diva Gastélum, otra que ya se le anda acabando el “20”, quiere seguir dando teje y maneje en su municipio y puso de pechito a la alcaldesa Diana Armenta para una posible relección.

En Badiraguato, todo parece indicar que a Lorena Pérez tendrá que regresar a las aulas, porque no se ve ni por donde ande trabajando en el lugar, mientras que hay aspiraciones de la diputada Lupita Iribe por la presidencia municipal, no la vemos en esta candidatura.

En Elota, el alcalde Geovani Escobar no tiene rival en el PRI para competir por la alcaldía, estamos siendo sarcásticos, y más ahora que se dice y se presume que los dos grupos de poder ya están distanciados y no cumplen con acuerdos.

 

REALIDADES

En el caso de la zona sur, en especial de Mazatlán los movimientos se están yendo más allá pues hay varios alborotados que ya andan por la presidencia de esta ciudada.

El que está puesto y dispuesto a seguirle de frente es Fernando Pucheta que pese a tener un triunfo apretado en la pasada elección hoy los números lo favorecen, pues de acuerdo con los datos que tenemos, se incrementó el número de personas que votarían por él en caso de una reelección.

El alcalde Pucheta ha tenido efectividad en la forma de trabajar, claro que ha tenido sus altibajos como cualquier político, pero en las calles, Pucheta ha permeado en sus labores en las calles, la estrategia en las bases ha funcionado.

Es decir, que pese a los comentarios que se han hecho respecto a su gobierno, la salida de funcionarios del municipio, las críticas en redes sociales, los otros programas que ha desarrollado como lo es visitar a las personas en alguna colonia de manera diaria, lo ha puesto en el ojo de la gente.

En materia política el alcalde va viento en popa, claro que ha tenido sus tropiezos, pero ha sabido levantarse, y su gran ventaja es que lo hace rápidamente, la carrera de Pucheta le ha valido mantenerse entre la gente. La que al final, da su voto.

 

TRANSPARENCIA

La delegación del IMSS en Sinaloa está por reventar, las cosas para el titular de la dependencia Ariel Leyva Almeida está ya más atorado que una rata en ratonera, y es cuestión de tiempo para que no sólo deje su puesto sino que pase algo más.

La cuestión es que más allá de proteger los intereses de dos personas que fueron inhabilitadas por la Secretaría de la Función Pública hay otros asuntos implicados que repercuten hasta la dirección nacional con Mikel Arreola.

Y este asunto debe de investigarse y verse de una manera definitiva, pues todo indica que los 32 delegado del IMSS en el país tienen que pagar una cuota mensual de 50 mil pesos para unas arcas hasta ahorita no especificadas.

Es decir que Mikel Arreola recibe por parte de todas las delegaciones más de millón y medio de pesos que hasta ahorita insistimos no sabemos donde van a parar, y esto no es más que una mafia que se está viviendo en el IMSS.

La participación del delegado del IMSS en este asunto no es más que la punta de iceberg que se sigue investigando y con ello, puede destapar una cloaca que involucre a las delegaciones en todos los estados.

La Secretaría de la Función Pública tiene trabajo para realizar en este tema, pues hay muchos motivos para creer que se puede lograr justicia en este tema.

Desde la llegada de Ariel Leyva al IMSS en Sinaloa, se pone una piedra en el camino, que sigue dejando de lado proyectos importantes como lo es en el caso de Mazatlán una clínica que aminore la demanda de servicio médico, la falta de medicamento y más.

El proyecto ya estaba por iniciarse una vez que llegara Ariel como delegado, pero parece ser que se retrasó más con este asunto, hace falta una investigación contundente.  Esto no puede estar pasando.

Compartir en:

EntreRedes Publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.