marco antonio lizarraga 2

Entre Veredas/Marco Antonio Lizárraga

TODOS CONTRA TODOS

El Partido Acción Nacional quedó desecho, añicos, despedazado, desmembrado y agréguele todos los calificativos que usted prefiera, por lo ocurrido la pasada elección donde sólo ganó algunas alcaldías y diputaciones.

El asunto está en que ésta situación ya se veía venir derivado de todas las tomas de decisiones que hacía el grupo que está en el poder y que han puesto a ese partido en Sinaloa como cheque a su nombre.

La cuestión es que en estos momentos las cosas no están en ese partido para que comience a hacerse leña del árbol caído, los panistas que quieren ser parte de esa reconstrucción no pueden agarrar el marro y comenzar a hacer polvo el ladrillo que quedó.

Es increíble ver como algunos blanquiazules están comenzando a ver el panorama a su favor pero están golpeando sin sentido a la militancia, y eso es lo que no se debe de hacer en estos momentos.

Algunos militantes han acusado directamente a ciertos actores políticos de venderse para perjudicar al PAN, cuando lo que en realidad ha pasado es que el partido y más su líder se han conformado con las migajas.

El PAN requiere cirugía mayor en sus agrupaciones, y depurar, pero sobre todo bloquear a todos esos que le hicieron daño en un momento a ese partido, donde sólo se buscaban favorecer a familiares, amigos y amantes con las posiciones plurinominales.

Desde la pasada elección donde se hicieron acarreos y viejas usanzas del PRI para hacer ganar Sebastián Zamudio el PAN logró desestabilizar más de lo que hizo hace algunas elecciones.

El mal sabor de boca que les quedó a los panistas de cepa con el gobierno de Mario López Valdez dejó a mucho panista que creía en los ideales del partido con un mal sabor de boca, pero a ellos nunca los escucharon.

El PAN llegó resquebrajado a esta elección donde muchos de los candidatos no se podían ni ver en pintura, pero aún así como buenos actores lograron darse el lujo de hasta levantarse la mano.

Una alianza que logró terminar y arrastrar a la desaparición de dos partidos en SInaloa como lo son el Movimiento Ciudadano y el Partido de la Revolución Democrática y llevarse entre las “patas” al Partido Sinaloense.

Esto fue más que una muerte anunciada desde un principio, pero al menos en la práctica las cosas no iban tan mal y se miraba un proyecto que podría haber tenido buenos resultados, pero los panistas no trabajaron para ese proyecto.

En Sinaloa, el PAN se quedó en la tercera fuerza y sigue de capa caída, y con los golpes mediáticos que ha recibido en este momento, no le abonan en nada, al contrario le entierran más la espalda.

Es momento de que alguien tome las riendas una persona que no le dejaron competir y que esté convencido de los ideales del PAN, que pueda rescatar a un partido moribundo y darle vida.

Por increíble que parezca se necesita unidad para que esto funcione, de lo contrario las cosas no les van a funcionar y ya se tienen que estar preparando nuevos cuadros para lo que viene, pero, con nuevos rostros no los mismos.

El asunto es sencillo, en este momento, hay dos aguas para el PAN, Roberto Cruz y Martín Heredia, pero el primero en lugar de construir, está haciendo añicos con su guerra mediática al PAN.

El segundo, ya es mesurado sabe que es lo que se tiene que hacer para que el PAN recupere de nuevo lo que tenía, pues se han perdido los ideales y la doctrina de ese partido, así de simple.

Heredia tiene las tablas para levantar este proyecto del hoyo y darle un nuevo sentido al blanquiazul. El PAN debe de levantarse para ser el contrapeso, ahorita nomás estorba.

CANDIL DE LA CALLE

No cabe duda que en esto del periodismo, muchos compañeros hacen caso a lo que su pasión y vocación les dice, puesto que vemos que a pesar de muchos malos tratos y pagos retrasados siguen haciendo su trabajo.

Son cuatro quincenas las que se les deben a los periodistas de Noroeste, sin que se les tenga problema de pago, derivado de la crisis financiera que vive ese diario desde hace varios años.

Pero, es inverosímil que su accionista mayor, el excandidato a senador por Sinaloa, y exdiputado federal Manuel Clouthier Carrillo no le importó esa deuda y se fue con el otro accionista Enrique Murillo a pasearse en un yate a La Paz.

Si bien es cierto, Clouthier no es el único negocio que tiene, imagínense que los compañeros periodistas vean estas imágenes, donde sabemos que una renta de un yate es onerosa.

La cuestión es que el problema que se está manteniendo en Noroeste está pasando a otros niveles, pues ha sido el war room de Clouthier en su aventura en la política, que ahora con el triunfo de Morena quedó devastado en ella para no regresar.

Así las cosas, lo malo es que cuando llegan las campañas ahí trae a toda la gente de su empresa periodística sin pagarle, ojalá este empresario se apiade de los compañeros y les otorgue su dinero, pues no lo está regalando, es derecho de los trabajadores.

Y si a esto le sumamos que la empresa dejó de pagarles otras prestaciones de ley, los traen en vueltas y no sólo los dejan sin salario, sino sin seguridad social y sin prestaciones de vivienda.

El problema de todo esto es que derivado de la condiciones económicas el 22 de junio de 2016 fueron embargados en Mazatlán y en 2017 la empresa fue puesta en concurso mercantil.

Lo malo es que Clouthier está más interesado en salvar otros negocios que el del periódico, es una lástima que los compañeros se sigan dejando pisotear. Pero bueno, como lo comentamos en un principio, la pasión y la vocación muchas veces les gana.

Lo peor es que muchos de ellos, viven de prestado y el día que les paguen todo lo deberán.

Compartir en:

EntreRedes Publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.