MARCO-ANTONIO-LI-4-2

Entre Veredas/Marco Antonio Lizarraga

DE REVERSA

Todo parece indicar que algo o alguien, provocó un freno de emergencia en la designación de candidatos a diputados federales y senadores por varios estados y será en breve cuando se retomarán las negociaciones.

Los números no engañan y a varias semanas de haber comenzado las precampañas, todo indica que el precandidato José Antonio Meade Kuribreña no ha tenido el éxito deseado para poder competir en una interna.

Es tanto que entre los mismos priistas con los que hemos platicado, hay un desencanto natural, y lo ven como una equivocación más del presidente Enrique Peña Nieto en su designación.

Hay muchos que están señalando que hasta el simpático y pupilo eterno del gobierno federal, el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray Caso haría un mejor papel en esta precampaña, y vaya que sí sería un caso extremo.

El asunto está claro, los panoramas son muy distintos a los que se vivió en la precampaña de Enrique Peña Nieto, donde el efecto del copete y la galanura del exgobernador del Estado de México.

Ahora, Meade Kuribreña tiene todo en contra, Peña Nieto tenía la ola de violencia que había generado el gobierno panista de Felipe Calderón, un Andrés Manuel López Obrador que no pudo competir contra su copete y las “gaviotas”.

En estos momentos, por más que busque congeniar con los priistas, verdistas y panalistas no hace el “click” que es necesario para poder tener una precampaña concreta, está claro que “ganará” la convención de los partidos, porque no tiene a nadie enfrente.

Pero, el momento de la verdad llegará cuando comiencen los procesos electorales, aquí es donde entra la estrategia de detener todo, pues el PRI ahora ve que las alianzas con los partidos que tiene como “aliados” o “bastardos” no le aportan, al contrario, les restan.

Por citar un ejemplo, el gobierno de Manuel Velasco Coello ha sido un lastre para el PRI ahora que viene el proceso electoral, y si nos vamos con la fama que se ha cargado el tricolor con los casos de los exgobernadores corruptos.

La cuestión implícita en este espacio es sencilla, y ayer lo comentábamos, Meade Kuribreña y su equipo le dieron un giro radical en la forma de hacer los spots de precampaña, lo cual fue un acierto, pero nos preguntamos, ¿será suficiente?

El horno no está para bollos, y el PRI tiene una titánica labor, que pese a antes de haber comido, desayunado y cenado Meade durante varios meses antes de su unción, las cosas no le salieron.

La ciudadanización del PRI no pegó como debería. Pero todavía hay mucho que analizar de este tema, pues haber parado la designación de candidatos en todo el país, es una señal de alerta. Focos rojos.

Ya veremos esta semana, como se acomodan “las calabazas” en el país. Bien diríamos que la cosa está que arde.

Y a esto agreguenle el alza de los precios de las gasolinas, las medicinas, el pan, la luz, el agua, los impuestos… el PRI no ha entendido que el burro se cansa, y ahora si, al parecer no está dispuesto a avanzar.

ESTRATEGIA

Si bien, ayer el diputado local, Roberto Cruz Castro realizó su registro como aspirante a la precandidatura a diputado federal por el distrito 2 y también registrarse para el Senado por el PAN, deje comentarle que bien dirían los millennials, es puro fake.

Y le comentamos porqué. En primer lugar, en este momento no hay ninguna convocatoria por parte del Partido Acción Nacional para poder registrarse o presentar aspiraciones a un cargo de elección popular.

La estrategia mediática de Cruz Castro es sencilla, le sirve de “presión” al PAN para que le otorgue de nuevo la candidatura a diputado local plurinominal para seguir realizando las acciones en el Congreso local.

Otro punto que vemos en este tema, es la intención de limar asperezas de Cruz Castro con el líder del Partido Sinaloense, Héctor Melesio Cuén Ojeda al “revivir” en el Congreso local la revocación de mandato.

Si de estrategias se trata, hay que reconocer que para mañas mediáticas, no hay quien le gane en este rubro y la estrategia ocurrida en el Congreso nos confirma que el diputado local es oportunista.

El punto de acuerdo presentado por Cruz Castro, de pronta y urgente resolución, fue rechazado por la fracción del PRI, por un sólo motivo, lo que le falta al legislador es conciliar, vaya negociar.

Pero ahora con esto ocurrido, este adelanto sucedido en Los Mochis, de donde es oriundo y donde pretende dar un madruguete, simplemente fue sin pena ni gloria pues no hay nada para nadie, ni convocatorias, es más, las candidaturas llegarán por designación y todo indica que será Miguel Ángel “El Líder” Camacho quien será el candidato por el distrito 2 federal.

Ya los tiempos electorales no están para espejito, la gente lo entiende, lo comprende, y sabe razonar, la carrera política de Cruz Castro se ha enfrascado en usar a la gente para llegar a cumplir los propósitos personales sobre los de la doctrina panista.

Y para muestra, el PAN en el camino al Senado sólo tiene la candidatura en la posición dos, es decir, en fórmula, y le corresponde a mujer, de la posición 1 mejor que ni la mire, porque el acuerdo nacional, se la dio a Movimiento Ciudadano y por ende a Héctor Melesio Cuén.

Si para mayo son los soles… o mejor dicho, para que le buscamos tres pies al gato.

LOS QUE VIENEN

Todo indica que la lucha por encabezar la alianza Por Sinaloa al Frente en Mazatlán será entre los panistas Alejandro Higuera Osuna, Martín Pérez Torres y Salvador Reynosa Garzón que de un tiempo para acá dejó el anonimato, y emprendió intensa agenda por todo el estado.

Ahora si la competencia interna por la candidatura del PAN dependerá de varios factores implicados, como será definitiva la intención del voto, donde hasta el momento la información que tenemos es que se elija a quien se elija, ninguno se irá al carril contrario.

La afrenta panista es arriesgada y a la vez atractiva, echar los kilos al asador para ponerse al frente como un municipio de oposición para el próximo proceso electoral que se avecina, donde la fuerza higuerista, combinada con el feltonismo y los neopanistas, aunada al PAS puede dar otros resultados.

Si bien es cierto, el PAS tiene mucha fortaleza en Mazatlán, es un proyecto ambicioso referente a lo que viene, pues la fuerza que se aplicará en la tierra del gobernador será una empresa para nada sencilla.

Las cosas vienen bien para el PAN, se ha visto lo que para muchos ni en cuento se veía venir, la unión entre los grupos contrarios pone a pensar de nuevo a muchos y recordar lo que se vivió en 2010 con la Alianza por el Cambio.

Hay que recordar algo importante, el PAS es la segunda fuerza estatal, y eso cuenta y cuenta mucho, diría la gente del presidente. Tiempos van, tiempos vienen, quienes quisieron hundir a Alejandro Higuera Osuna, ahora lo reviven con una intensidad que puede darle un giro al electorado mazatleco.

Ya veremos.

Compartir en:

EntreRedes Publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.