marco antonio lizarraga

Entre Veredas/Marco Antonio Lizárraga

¿QUÉ NECESIDAD?

Ante la ola de una pandemia incontrolable en el país, donde la violencia y delincuencia está al por mayor, todavía no se recuperan los más un millón de empleos que se perdieron, el segundo informe de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, se vio opacado por la vorágine del COVID-19.

A esto le debemos de agregar, algunos datos del evento realizado ante 70 personas en el patio de Honor en el Palacio Nacional, el Día del Presidente, de destacar, cómo le gusta a López Obrador, tenía que haber sido todavía más cerrado.

Pero bueno el tema aquí es en sí, el enfoque que se ha estado dando a lo que el presidente señaló en su discurso, donde si aplicamos una retrospectiva, ha sido parte de un discurso que si no se cambia se puede convertir en demagogia.

Estas fueron las frases usadas López Obrador:

“Estamos enfrentando dos crisis al mismo tiempo y vamos saliendo adelante”.

 “Ya se acabo la robadera de los de arriba”.

“La austeridad republicana es una realidad, son hechos no palabras”.

“Ya no hay lujos en el gobierno”.

“Transformar es moralizar”.

“En el peor momento contamos con el peor gobierno“.

“Por no permitir la corrupción se han ahorrado alrededor de 560 mil millones de pesos”.

“He confiado las decisiones a profesionales con experiencia”.

“El COVID nos ha dejado dolor pero ha fortalecido el humanismo y el amor en las familias”.

“Ha resaltado la fraternidad de nuestro pueblo”.

“Nunca un presidente había sido tan atacado como ahora”. (Qué se acuerde de Enrique Peña Nieto quien acusó que le hacían bullying, de esto les hablaré mañana ampliamente)

“No le fallaré al pueblo de México”.

Cómo se puede observar, el presidente no ha cambiado la estrategia de su discurso, la estructura que lo conforma se está convirtiendo parca, vacía y si sigue así su palabra será petrificada, y ya no tendrá efecto.

Aquí lo interesante de este tema, también es ver como llega el presidente a su informe, el famoso AMLOmetro para poder medir la popularidad del presidente, lamentablemente, lo ocurrido con lo videoescándalos, la crítica de la oposición y el mal manejo de la crisis sanitaria, lo colocan en su nivel medio.

El presidente llegó con un 58 por ciento de aprobación, luego de haber comenzado con porcentajes inalcanzables, ahora llega a un 38 por ciento de desaprobación. En plata pura, son 15 puntos los que el presidente cayó.

Será un difícil levantarse, ya veremos lo demás. Pero insistimos, el informe presidencial, para muchos, pasó desapercibido.

AL QUITE

El secretario de Pesca en Sinaloa, Sergio Torres Félix pidió que se den igualdad de oportunidades a los priistas que busca participar en el proceso electoral del 2021 en la búsqueda de la candidatura para gobernador de Sinaloa.

El asunto está en que el funcionario estatal, ha señalado que se han presentado algunos choques con el actual dirigente del PRI en Sinaloa, Jesús Valdés Palazuelos y qué, en el pasado, cuando el actual funcionario buscaba cargos populares, Valdés se le “atravesaba”.

Esta situación llevó al secretario a pedir que si el actual dirigente quiere ser candidato  a gobernador  como ha declarado sus intenciones de manera pública, que deje su cargo al frente del PRI para que se establezcan las mismas líneas.

A Sergio Torres se le ha visto muy activo con algunos personajes políticos de diversas fracciones, pero donde más se ha visto, es en Mazatlán, los fines de semana con el excandidato a gobernador Martín Heredia Lizárraga.

Donde se les ha visto muy seguido en encuentros ya no casuales sino armando estrategias para lo que viene. Cabe señalar que Heredia Lizárraga le está apostando a buscar la presidencia municipal de Mazatlán.

Aunque falta mucho trecho todavía para las definiciones, el proyectar una imagen de trabajo y consenso con muchos cuadros en Sinaloa, Torres Félix es quien está estado al frente de un proyecto que comenzó poco a poco, y así mismo se fortalece.

Tiempo al tiempo. Lo de este martes calienta el caldero político del estado.

AVANCE

Todo parece indicar que será en el próximo periodo ordinario de sesiones cuando la Junta de Coordinación Política en el Congreso del Estado ponga en comisiones la propuesta del Ejecutivo de crear la Unidad de Inteligencia Patrimonial y Económica de Sinaloa (UIPES).

Cómo se recordará fue en marzo de este año cuando Santiago Nieto titular de la UIF, signó un convenio con el gobernador de Sinaloa Quirino Ordaz Coppel y el Fiscal de Sinaloa Juan José Ríos Estavillo.

De acuerdo a la información que se tiene, esta unidad dependerá de la Fiscalía General del Estado y será un ente independiente que operará de  manera local para identificar el lavado de dinero que provenga de actividades ilícitas.

Sinaloa será pionero a nivel nacional en la creación de esta Unidad.

Compartir en:

EntreRedes Publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.