marco antonio lizarraga

Entre Veredas/Marco Antonio Lizárraga

DESTAPE

Tal y como lo habíamos comentado desde hace algunas semanas, el senador Mario Zamora Gastélum se sumó a los aspirantes ya declarados para la contienda electoral del 2021 en el camino por la gubernatura de Sinaloa.

Zamora Gastélum no se anda entre las ramas y expresa sus intenciones políticas a medios estatales con lo que confirma lo que en este espacio llevábamos tiempo señalando, y a hay que destacar que esta declaración fue pensada, valorada y razonada.

Está más que claro que la estrategia política ahora del senador dará un giro completo que vendrá a darle una estructura más directa de lo que de verdad busca, y hay que recordar que sólo en estos momentos se puede hablar de aspiraciones.

El senador sabe que no está sólo en la competencia de su partido por la gubernatura, por lo que la competencia estará cada vez más fuerte a medida que se acerquen los días del proceso electoral, lo cual lo torna más interesante.

Zamora Gastélum tiene potencial, además que conoce los temas del estado y trae sobre todo la agenda nacional para poder estar en la pelea por llegar al tercer piso del palacio de gobierno un panorama para muchos difícil, pero con oportunidades.

Desde hace días el equipo que conforma la “M” ha estado muy activo en todo Sinaloa lo que da prueba de que ya comenzó la estructura del senador a trabajar.

A este “destape” se le suma el que realizó otro mochiteco, Gerardo Vargas Landeros, y a la par se irán sumando poco a poco más priistas con intenciones, pero cabe destacar que también el senador tiene un buen perfil.

Lo que se podría comentar de Zamora Gastélum no es sólo el trabajo en el gobierno federal y los cargos que ha desempeñado, esto le traerá una serie de ventajas sobre otros.

En suma, el destape de Mario Zamora le viene a poner sabor al caldo, como se dice coloquialmente, habrá varios aspirantes, el asunto será quien llegará a la final.

LA MANO

Hay varios temas que ya vienen a salir a la luz en materia gubernamental, ya habíamos señalado en entregas anteriores que se avecinaban importantes cambios en la estructura de gobierno del estado, algunos tranquilos y otros muy fuertes.

Está más que claro que el panorama electoral vendrá a cambiar mucho la estructura de gobierno pues se espera la salida de varios secretarios como Ricardo Madrid de Sedesol, Carlos Gandarilla de Sedesu, Javier Lizárraga de Sedeco, Juan Alfonso Mejía de Sepyc, Sergio Torres de Pesca con al menos los que están sonando en el primer nivel del gabinete de Quirino Ordaz Coppel.

Por si no lo ha notado, son los secretarios que más han estado en activo, en esta pandemia del COVID-19. Bueno, no podemos descartar al doctor Efrén Encinas en esta carrera contra el tiempo, pero no trae intenciones políticas.

Volviendo al tema, han sido los funcionarios, que aclaramos, por su función, han estado en primera fila en la entrega de apoyos, acciones en conjunto entre dependencias, gestión de recursos entre muchas cosas más, en esta pandemia.

Es por esta razón que tanto cambio podría afectar la salida del mandatario, pues tendrían que renunciar el año entrante y dejar listo todo para los próximos meses, no se salga nada del guión como los ha estado desarrollando.

Pero a esto, se le agregan varios funcionarios de la Sepyc, como Liliana Cárdenas que suena mucho en su municipio Salvador Alvarado, Manuel Osuna Lizárraga quien trae aspiraciones, Álvaro Ruelas Echave del ISIFE quien también suena en su municipio.

En el mismo sector educativo no podemos dejar fuera a Sergio Mario Arredondo de loso Cobaes.

En el caso de la Sedesu, el secretario técnico Antonio Quintero tiene el perfil para encabezar una candidata, Isabel Mendoza quien ha tenido un desempeño intachable en la búsqueda de la sustentabilidad.

En Economía, Arturo Torres Sato quien buscaría de nuevo competir por el distrito 13 de Culiacán, Héctor Orrantia que se quedó con ganas de ser regidor de Culiacán.

En la misma Sedeso, Marco Antonio Osuna, es quien trae la batuta por Ahome.

Pero también asegurar que hay funcionarios de segundo y tercer nivel que entrarían en este esquema y dejarían su cargo para buscar la candidatura.

Pero hay que recordar que también el gobernador mantiene algunos funcionarios de otros partidos que también traen aspiraciones para competir en el 2021. Lo que también pondría en jaque la estructura gubernamental.

Y si a esto le agregamos algunos funcionarios que, por motivos personales van a dejar sus cargos, los hijos desobedientes, entre muchos otros factores más, ahora si las cosas se complican.

Si hay muchos cuadros valiosos en el gobierno del estado. El problema es que si se “desgrana la mazorca” hay la certeza de que habría problemas.

Compartir en:

EntreRedes Publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.