e9bc5631-3ca0-42dc-9dcc-f4965ea883c7

Destacan en Conversatorio Virtual importancia de Ley de Archivos

La inminente Ley local de Archivos, es positiva porque garantiza el acceso a la información pública y la transparencia, además de preservar la memoria histórica, debe ir acompañada de presupuesto para poder cumplir con ella, advirtieron titulares de diversos Archivos.
En el Conversatorio Virtual “Los archivos locales ante la Ley General de Archivos”, organizado por el Congreso del Estado de Sinaloa, participaron representantes de la Universidad Autónoma de Sinaloa, Archivo General del Estado y encargado y enlace de los Archivo Municipal de Mazatlán y de Ahome.
Las palabras de bienvenida estuvieron a cargo del diputado José Rosario Romero López, presidente de la Comisión de Biblioteca, Cultura Parlamentaria y Asuntos Editoriales.
La moderación estuvo a cargo de la directora del Instituto de Investigaciones Parlamentarias del Congreso del Estado, Sonia Escalante López.
Héctor Valenzuela Urías, jefe del Departamento de Documentos y Análisis del Instituto de Investigaciones Parlamentarias del Congreso del Estado, reconoció que la nueva ley local de Archivos a aprobar demandará muchos esfuerzos.
Sin embargo, aseguró que en el Congreso del Estado se avanza en cuanto a lo dispuesto en la Ley General de Archivos.
Ya se cuenta, dijo, con un Sistema Institucional, se tiene un edificio donde estará el archivo de concentración.
Asimismo, dijo, ya se cuenta con el obligado Grupo Interdisciplinario, y se recibe mucho apoyo en equipamiento en el Archivo General.
Para las labores de conservación, aseguró que se tienen las condiciones adecuadas para la estabilidad física y química de los documentos; se avanza en digitalización y en capacitación del personal.
Ciertamente todo ello es costoso, dijo, pero resaltó que sin archivos no hay memoria, y sin memoria no hay historia.
El director del Archivo Histórico de Sinaloa, Gilberto López Alanís, auguró que la ley local se expedirá en breve, y advirtió que entonces habrá plazos que son todo un reto para cumplirse.
Se iniciará, dijo, una nueva cultura archivística para Sinaloa y se entrará a una dinámica administrativa de nuevo tipo, porque la gestión documental tendrá sujetos obligados y muy bien obligados ante los intereses ciudadanos de transparencia y rendición de cuentas.
Sin embargo, advirtió que “una ley sin recursos va a quedar en el aire”.
De igual manera se pronunció por trabajar de una manera diferente ante la pandemia que se vive por el COVID-19, lo que implica extremar las medidas de seguridad.
Miriam Ríos Morgan, directora del Archivo General de la UAS, señaló que Sinaloa es de los pocos estados que no tiene una Ley de Archivos, y advirtió que el plazo para tenerla vence el 15 de junio próximo.
Hizo un análisis del contenido de la Ley General de Archivos, con la cual deberá estar armonizada la ley local, y advirtió que hay 64 compromisos y 81 obligaciones para los entes obligados, principalmente para los archivistas,
Cada sujeto obligado, dijo, es responsable de organizar y deberá garantizar que no se sustraigan, dañen o eliminen documentos., entre otras obligaciones.
Sin embargo, lamentó que para los gobiernos estatales se utiliza el término podrá para el caso de destinar fondos de apoyo para capacitación, equipamiento, proporcionar herramientas.
La cuestión es, advirtió, que un archivo requiere de muchos fondos.
Propuso que en la ley local se defina el perfil de los titulares de las diversas áreas, y que sea obligatorio contar mínimo con una licenciatura, para que no lleguen personas sin experiencia
Pedro Cázarez Aboytes, quien es el Enlace del Archivo Municipal de Ahome fue muy enfático en demandar partidas presupuestales, pues para su caso informó que no se cuenta con un archivo como tal y el acervo documental es muy limitado.
Del porqué de apoyo financiero, explicó que se enfrentan déficits, el clima tropical es poco propicio para la conservación de los archivos, además de que se requiere de contratar a archivistas con experiencia.
“Son muchas las obligaciones y pocas las posibilidades en logística, finanzas y perfiles”, observó.
Ángel Scoot López, responsable del Archivo Histórico de Mazatlán, también advirtió que hay penas graves para quienes no cumplan con lo establecido en la Ley General de Archivos.
Sin embargo, aseguró que en Mazatlán se avanza hacia un Archivo Histórico de primer mundo, pues se cuenta con un espacio adecuado, que se está equipando con los muebles necesarios y con el equipo de protección necesaria para mantener los documentos, e incluso se han instalado cámaras de seguridad y un sistema en contra de incendios, y ya se inició con el proceso de digitalización de documentos antiguos.

Compartir en:

EntreRedes Publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.