IMG-20171214-WA0014[18613]

Demanda Intercamaral reducir elevado nivel de informalidad

Culiacán, Sin., 14 de diciembre del 2017.- (Entre Redes) La informalidad que persiste de manera marcada pese a programas y estímulos que se ponen en marcha, es un problema que está tocando fondo, pues más del 50 por ciento de la economía mexicana se mueve en ese ámbito, lo que implica e no pago de impuestos y la no entrega de las prestaciones más básicas a los trabajadores, y si sigue creciendo será como el detonante de una bomba de gran impacto social.

Ello lo expresaron los integrantes de la Intercamaral Estatal, en conferencia de prensa, en la que explicaron que este es un tema que vienen platicando con las distintas fracciones parlamentarias del Congreso del Estado, y que ahora buscan hacerlo también con las dirigencias de los distintos partidos políticos.

Comentaron que precisamente este jueves habían programado una reunión  con dirigentes de los diversos partidos políticos, pero tuvieron que reprogramarla para la próxima semana toda vez que hay una marcada actividad político-electoral por el inicio de la precampañas de las elecciones federales.

José Valenzuela, presidente en turno de la Intercamaral reconoció que el Gobierno Federal, a través del Servicio de Administración Tributaria (SAT), ha estado fomentado la incorporación de los informales a la formalidad a través de diversos estímulos.

Sin embargo, expuso, los resultados son muy pocos a la fecha.

Efraín Duarte, representante de la Confederación de Ejecutivos de Ventas y Mercadotecnia, expresó que en lo personal tiene más de 30 años como empresario y desde que empezó ha venido enfrentando y sigue enfrentando el problema de la informalidad.

El problema es, expuso, que una empresa formal es la que paga impuestos a Hacienda, que les paga IMSS e Infonavit a sus trabajadores, y quienes son informales no pagan impuestos ni les otorgan ninguna prestación laboral a sus trabajadores.

Como las empresas informales no pagan todo lo anterior, dijo, están en condiciones de vender sus productos o servicios a más bajo precio, lo que les hace ser una competencia  desleal.

Rafael Galeana Fregoso, vicepresidente local de la Cámara Nacional de la Industria de las Tecnologías de la Información, agregó que la informalidad también tiene que ver con el actuar de la población en general, que se le hace fácil comprarle a las empresas informales por el bajo precio que ofrecen.

El problema de fondo, remató Julio César Silvas, presidente de la Alianza para la Competitividad y el Desarrollo de las Empresas, es que los impuestos que no pagan las empresas informales es dinero que le deja de llegar al gobierno  y con ello no tiene recursos suficientes para hacer obra pública o atender programas sociales.

Compartir en:

EntreRedes Publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.