Rector

Crecimiento en la matrícula no pondrá en riesgo la calidad de la educación: Rector

Para solventar la creciente matrícula de nuevo ingreso en la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) no se pondrá en riesgo ni se sacrificará la calidad de la educación y atención a los estudiantes, enfatizó el Rector, doctor Juan Eulogio Guerra Liera.

Indicó que el nuevo ingreso y la extensión en la matrícula representa un costo entre los 330 y 400 millones de pesos, incluso sólo la apertura del Grupo A en la Facultad de Medicina representa un costo de 10.5 millones de pesos.

“Eso es lo que se requiere, vamos a ver cuánto es lo que se consigue pero la Universidad mantiene el compromiso con la sociedad (…) vamos a revisar como ya lo planteamos una vez, un Plan de Optimización, pero nada que ponga en riesgo o sacrifique la calidad de la educación y atención a nuestros estudiantes”, expresó el Rector.

Señaló que en la parte federal el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, en la reunión que sostuvo con los rectores al seno de ANUIES, les adelantó que se mantendrá el mismo presupuesto para las universidades públicas y sólo se aumentará el índice inflacionario.

“El presupuesto estatal vamos ver de que tamaño nos dan el apoyo a la institución ante el esfuerzo que se hace y también comentarlo con el señor gobernador para que nos apoye en la gestión y en la consecución de recursos, tenemos que conseguir lo que no estaba presupuestado en cuanto al ingreso y que nos permita atender dignamente a quienes van a estar dentro del aula”, dijo.

Sobre el planteamiento de que se deben tomar medidas de austeridad, el Rector opinó que la educación, la cultura y el deporte no son un lujo, sino un componente importante en la formación integral de los jóvenes.

Guerra Liera indicó que todas las universidades públicas del país tienen problemas estructurales, es decir adeudos al IMSS, ISSSTE, SAT, Hacienda, Infonavit, problemas de pago de quincenas y aguinaldo a sus trabajadores y esto de manera cíclica en los cierres de año las pone en la disyuntiva de no poder atender esos aspectos.

“Nosotros buscamos y encabezamos junto a nueve universidades mas que se reconsideraran nuestros casos y pusimos la información del déficit que manejamos, en nuestro caso son aproximadamente mil 200 millones tomando en cuenta pago de jubilaciones, prestaciones no reconocidas, plazas de tiempo completo, pero ahí se asume el monto con el que cierra el año de 530 millones que es con lo que se cierra el año”, precisó.

Informó que por parte del Gobierno Federal se están analizando los casos de estas instituciones para llegar a acuerdos, convenios y pagos diferidos con las dependencias que se tengan adeudos y además se está esperando un apoyo extraordinario que les permita cerrar el año.

El Rector recordó que los recursos presupuestales a las universidades públicas han venido a la baja en los últimos años y en contraparte la demanda de ingreso ha crecido, por lo que la Casa Rosalina se mantiene siempre en gestión y participando en los principales foros para que se voltee a ver a la institución, además de trabajar siempre fuertemente en obtener resultados institucionales que le permitan como Rector tocar puertas con resultados en la mano.

Compartir en:

EntreRedes Publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.