AntonioQuevedo

Brecha/Antonio Quevedo Susunaga

Los escándalos de corrupción, que nos sorprenden todos los días a los mexicanos, que protagonizan los miembros del PAN y del PRI, a raíz de las denuncias del ex director de Pemex, Emilio Lozoya, hacen cola ante la Fiscalía General de la República, los ex presidente el panista Felipe Calderón y el priista, Enrique Peña Nieto para rendir sus declaraciones acusados de corrupción y otros actos delitos.

El aspecto muy interesante es que todo este combate a la corrupción, beneficia al gobierno de Andrés Manuel López Obrador, en donde los ex presidentes tendrán que pagar “una enorme factura” por los fraudes cometidos, por los robos electorales, por las elecciones tramposas y por el saqueo que han hecho en el país.

La corrupción destapada en el país, puede ser el material más relevante para crear novelas, películas y mostrar la corrupción que se construyó desde hace 30 años en el país.

La corrupción que promovieron desde el gobierno de Carlos Salinas, hasta el de Enrique Peña Nieto, penetro en toda la sociedad mexicana, arrastró al sector empresarial, desfiguró a la llamada “clase política” y tiene atrapado al Poder Judicial en México.

Los mexicanos hemos tenido que soportar el fracaso de tres gobiernos que llevaron a México a la banca rota, desde el 2000 al 2018, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, desaprovecharon su momento histórico para generar cambios y caminar de las viejas estructuras políticas, caracterizadas por el autoritarismo del PRI y el PAN, que pudieron arribar a un sistema político democrático renovado.

Los tres gobiernos se caracterizaron por multiplicar los grandes problemas de nuestro país, con reformas y políticas, basadas en la compra de la “conciencias de los legisladores mexicanos”, que no dudaron en venderse a estos apetitosos sobornos.

Los tres gobiernos hicieron pedazos el tejido social, con una absurda concentración de la riqueza, y sin un plan, para enfrentar los retos que México necesita abordar.

La historia es objetiva, en los últimos 18 años, la vida presidencial de México, ha estado enmarcada por los fracasos, con una transición fallida en el 2000, luego entró un gobierno ilegítimo, producto del fraude, que enarboló Calderón y con Peña Nieto, se caracterizó por la ineficiencia, la corrupción y el cinismo.

La opción que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador, fue la que escogieron los mexicanos, para salir de esta pesadilla que nos llevó 18 años para despertar.

Fox, el más ignorante de los presidentes que hemos tenido, nunca supo lo que tenía entre sus manos ni por qué fue electo por los mexicanos; Felipe Calderón, un personaje perverso, con actitudes fascistas que no tienen cabida en México, ambos políticos le siguen haciendo daño a México.

LA IMPUNIDAD DEL 99.3 POR CIENTO

El sólo escribir que hay una impunidad en México del 99.3 por ciento estamos describiendo que tipo de país tenemos, y luego nos indican que el sistema de justicia está colapsado en 26 de los 32 estados del país.

Y se habla de que hay un déficit de 120 mil policías locales, estatales y municipales, a esto hay que agregarle que la mayoría cobra en dos nóminas, en la del gobierno y en la delincuencia, entonces no contamos con la policía.

El problema por un lado es la falta de policías y jueces, pero por otro, los jueces y policías se encuentran enredados en la corrupción y en la complicidad, lo que hace ese 99.3 por ciento de la impunidad.

El asunto que México, ocupa el número uno de impunidad en el continente americano y el cuarto nivel mundial.

El asunto es más grave, los mexicanos siguen sólo denunciado 5 delitos de cada 100 que se cometen, de esos denunciados, sólo el 12 por ciento son investigados por las fiscalías de los estados.

La esperanza de los mexicanos son las fiscalías, siempre y cuando, se comprometan y empiecen a sacar todos los casos pendientes que tienen por investigar, el asunto llega a niveles de preocupación, porque hay entidades que no tienen agentes del ministerios públicos y jueces.

Y si quiere usted saber qué estado número uno en la impunidad, es muy sencillo, es el Estado de México, de ahí el surgimiento de los grupos de autodefensa, ahora los que se defienden en las combis o que terminan linchando a los delincuentes, esto es, haciéndose justicia por su propia mano, ante este vacío de autoridad.

BRECHANDO

…La Organización Mundial de la Salud hizo un llamado a los jóvenes a dejar de hacer fiestas, advirtiéndoles que pueden contaminarse y tener desenlaces fatales.

…Los partidos políticos tienen un gran reto, sobre todo el PAN y el PRI, que aún con las informaciones de corrupción destapadas por el gobierno federal, puedan organizarse en los estados.

…Los jóvenes no quieren ingresar a los partidos, que los consideran sinónimos de corrupción.

…El Marro pasará mucho tiempo en la cárcel, debido a que lo ligaron a un proceso de robo de gasolina, delito grave.

…El senador Ricardo Monreal, después de salir de una entrevista con el presidente Andrés Manuel López Obrador, declaró que “estamos en buenas manos”. Seguramente más adelante habrá noticias legislativas.

Compartir en:

EntreRedes Publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.