AntonioQuevedo

Brecha/Antonio Quevedo Susunaga

El sábado publique un análisis acerca de la crisis en los partidos, pero me quede corto. El ex senador Manuel Cárdenas, me envió la siguiente observación, en la que tiene razón: “En crisis la sociedad, los votantes, eso es lo que está en crisis. Los partidos son entes de figuras políticas, si no sirve la empresa es que no hay relación dueño clientes”.

El diccionario define la palabra crisis como “situación grave y decisiva que pone en peligro el desarrollo de un asunto o un proceso” o “situación difícil de una persona”.

En México vivimos una crisis política, un hartazgo que tuvo la expresión en el 2018, en donde los ciudadanos cansados de tantas promesas, corrupción y saqueo de la riqueza, decidió con su voto, echar del sector públicos a los políticos de esos partidos, que no deben olvidar que fueron expulsados porque esa sociedad en crisis no los quiere.

La crisis en México viene desde hace más de 30 años, que el arribó al poder de una “pandilla delictiva”, se encargó de emprender el robo cada año y cada sexenio.

El movimiento estudiantil de 1968, fueron parte de las expresiones de la sociedad mexicana en crisis, que volvió a expresarse en el 2018 y ojalá permanezca alerta siempre.

El desastre del país se inició con el presidente Carlos Salinas de Gortari, ligado a lo más negativo y perverso que se haya expresado en la política en México. Un gobernante que dominó mediante la represión y el promover el miedo en todas sus acciones.

La deuda que pagamos los mexicanos se la debemos al presidente Ernesto Zedillo, a Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, que los mexicanos los quieren ver en la cárcel.

La crisis de la sociedad en México, que atinadamente Manuel Cárdenas identifica, tuvo su expresión con el aniquilamiento de los partidos políticos, que efectivamente “son empresas políticas” que perdieron su fuerza, su representación, su vigencia y se alejaron de sus representados.

En el 2021, esas empresas políticas, denominadas partidos políticos no tienen futuro, porque los intereses de sus socios no les permiten acercarse a una sociedad que está dispuesta a conservar su independencia.

En realidad, la violencia que vemos son herencia de varios gobiernos, pero el que se llevó la corona del terror fue Felipe Calderón, que se pasó a trabajar a un cártel, olvidándose que era el presidente de los mexicanos.

Y aunque el gobierno de Estados Unidos lo metiera a la cárcel, la deuda con los mexicanos perduraría.

LOS HECHOS Y LAS PALABRAS

En la elección del 2021 serán el proceso electoral más relevante, complicado para los partidos y políticos mentirosos, porque quedarán aniquilados definitivamente.

Es posibles que muchos políticos se pongan el disfraz de la democracia, que le juren a los electores que son honestos, que son transparentes, que están dispuestos a servir sin ninguna condición, que están alejados de los intereses “oscuros”, que no harán lo que hizo Felipe Calderón, de aliarse al narco, que su deseo es fortalecer la democracia.

Esas promesas los electores las tendrán que poner a prueba en el laboratorio de “la verdad”, porque son versiones poco creíbles.

En la política hay muchos “farsantes”, lo estamos viendo como de esa forma robaron, se quedaron con la riqueza de los mexicanos y disfrazados de “luchadores sociales”, porque quieren regresar al poder.

La realidad es que las encuestas registran como el gran ganador de las elecciones a Morena y la gente de Andrés Manuel López Obrador, que saca la ventaja en la gran mayoría de los estados.

La receta política para alcanzar el poder la está aplicando AMLO, tiene el amarre con los jóvenes, las mujeres desprotegidas, los adultos mayores y la gente le cree porque le está cumpliendo.

La línea está muy clara, hasta el cansancio lo ha repetido López Obrador, si quieren sacarme en el 2021, “voten para que me vaya”, si quieren que regresen los corruptos voten por ellos, y si quieren que seguir con el cambio de la Cuarta Transformación, ya saben por quién votar.

Es claro, que, con todo y el desgaste del gobierno federal, no hay un partido con fuerza, con el tamaño moral para recuperar el poder político, ni siquiera tienen la fuerza suficiente para ganar ellos una elección.

BRECHANDO

…En Sinaloa, el secretario de agricultura, Manuel Tarriba Urtusuástegui; y el titular de Pesca Sergio Torres, seguramente ya se reunieron con los pescadores, industriales y gente que vive de estas actividades de exportación para analizar los pros y los contras del Tratado de Libre Comercio, que entró en vigor.

…El titular de Pesca, Sergio Torres, está en plena campaña desde su cargo, pero no ha dicho qué se puede hacer en el sector pesquero de Sinaloa, no ha presentado un plan maestro, esto es, lo que más importante del país. El repartir despensas es una solución menor.

…El secretario de turismo de Sinaloa, no lo veos, el que sigue tomando las decisiones es el gobernador, pero las propuestas del titular no se advierten.

…Los aspirantes a gobernador no se merecen el voto de los ciudadanos, sino plantean verdaderamente soluciones de fondo, visionarios y que potencialicen la riqueza natural que hay en la entidad.

Compartir en:

EntreRedes Publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.