JORGE LUIS TELLES

Agenda Política/Jorge Luis Telles

Desayunaba, hace unos días, con Oscar Lara Salazar – presidente municipal sustituto de Badiraguato – cuando arribó al restaurant (el del hotel Santa Fe, en pleno centro de la ciudad), Rubén Rocha Moya, todavía meses atrás coordinador de asesores del gobernador del Estado, Quirino Ordaz Coppel y en ese momento candidato al Senado de la República por la coalición “Juntos Haremos Historia”.

Rocha Moya se acercó a nuestra mesa, pidió permiso para sentarse por algunos minutos y la conversación, por supuesto, se polarizó en el tema del proceso electoral.

-Bueno: ¿y cómo vas? –le pregunté.

Y con la mayor frialdad y naturalidad del mundo, contestó:

-Te voy a confiar algo: en realidad yo ya ni tengo necesidad de hacer campaña. Estoy 20 puntos arriba del segundo lugar.

Seguramente el ex rector de la Universidad Autónoma de Sinaloa observó el gesto de asombro, tanto el mío como el de Oscar Lara Salazar, porque, de inmediato, entró en las explicaciones del caso:

-¿No me crees? Solo te digo que yo soy encuestador y conozco al detalle toda su metodología y sus secretos. Es lo que hecho en los últimos años. Y es en serio: tengo 20 puntos de ventaja.

Sin dejar de creerle, ya consciente del tsunami que se venía contra los partidos políticos tradicionales en todo el país, la encuesta revelada por Rocha me pareció, de cualquier modo, un despropósito. Fuera de los rangos previstos para la elección. Lo escribí en esta columna y también lo comenté en los diversos espacios periodísticos en los que soy titular o en aquellos en los que tengo participación con frecuencia regular.

Rocha, un hombre congruente con lo que hace y dice, objetivo y prudente, abundó:

-Eso no me envanece: por supuesto que no es que yo sea un fenómeno de popularidad, ni nada que se le parezca. Es el efecto Andrés Manuel. Esto es ya una verdadera ola que arrasará con todo en las próximas elecciones. Que nada te caiga de extraño: habrá resultados sorprendentes. Ya lo verás.

Y bueno, Rocha Moya, en efecto, no ganará con 20 puntos porcentuales, como lo pronosticó.

Su delantera será todavía mayor.

Ayer por la tarde, en un vistazo al Programa de Resultados Electorales Preliminares, Rubén Rocha arañaba los 50 puntos porcentuales, contra 25 de la fórmula del PRI (Mario Zamora y Rosa Elena Millán Bueno) y 20 de la mancuerna formada por Héctor Melesio Cuen Ojeda y Sylvia Treviño de Felton.

Todo esto, amigos, sin quitarle ni ponerle.

= LOS TEMORES DEL EX GOBERNADOR AGUILAR =

Por esos mismos días, en otro desayuno, ahora en el restaurant del Motel San Luis, el ex gobernador Jesús Aguilar Padilla, coordinador en Sinaloa de la campaña del candidato presidencial del PRI, José Antonio Meade, nos platicaba, con un gesto de profunda preocupación:

-Nuestro más hondo temor, en el partido, es que la gente vote en línea; es decir: que lo haga por Andrés Manuel López Obrador y también por todos los candidatos de MoReNa, sin detenerse en el reconocimiento de los candidatos a los otros puestos de elección popular. Si es así, no solo Meade tendrá un mal resultado sino también todas las otras posiciones que estarán en juego aquí en Sinaloa.

Con una imponente vista de la ciudad al fondo, bajo un sol tan esplendoroso como calcinante, repliqué, con la confianza y el afecto con el que siempre me ha distinguido el ex gobernador de Sinaloa:

-Pero eso no es de extrañarse. Aquí en Sinaloa el voto lineal es una práctica arraigada y todavía en las elecciones de hace dos años, cuando ganó Quirino la gubernatura, así votó, justamente. Ahí está, para no ir muy lejos, la victoria de Quirino y la de casi todos los candidatos del PRI a presidentes municipales y diputados locales. Si analizan los resultados encontrarán que son muy semejantes, con escasa diferencia entre unos y otros, entre sí.

-Precisamente porque ya lo sabemos –contestó- es nuestra preocupación. Y es por eso que tenemos en práctica varias estrategias para inhibir el voto por una sola partido. Trataremos de convencer al ciudadano de que reflexione muy bien su intención al momento de sufragar y que considere a todos los candidatos en lo individual.

Los temores de Aguilar Padilla y de la gente del PRI en lo general se justificaron plenamente al cierre de la jornada comicial del domingo próximo pasado.

Aplastante la victoria de MoReNa.

¿Aplastante? Parece un término benigno.

Hace dos años, en una jornada como la del domingo, Jesús Valdez Palazuelos logró 116 mil 386 votos, postulado por el PRI y Nueva Alianza. En esa misma elección, Jesús Estrada Ferreiro, ahora triunfador, apenas y si totalizó 17 mil 118.

Ahora, la situación fue diferente: Estrada Ferreiro venció a Jesús Valdez con más de 15 mil votos de margen. Y casi diez puntos porcentuales.

Tiempos traen tiempos.

La vida, sin embargo, da revanchas y así como ahora le tocó perder a Chuy Valdez, más temprano que tarde estará, de nuevo, del otro lado de la mesa.

¿O es que ya acabó el mundo para el PRI?

Digo.

= MORENA PRESIDIRA LA JUCOPO DURANTE TRES AÑOS =

MoReNa triunfó en 19 de los 24 distritos electorales locales de la entidad. El PRI en 3 y la coalición del PAS con el PAN en 2. En los hechos, una demarcación para cada uno de estos dos partidos; entre ellos la que se adjudicó un hombre invencible, con todo y sus locuras: José Manuel Valenzuela, “El Chennel”.

A MoReNa se le asignarán solo dos diputaciones por el principio de representación proporcional, de acuerdo con las fórmulas consideradas en la Ley Electoral del Estado de Sinaloa, para garantizar gobernabilidad en el Poder Legislativo. Llegará así a 21 y asegurará la presidencia de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado para los próximos tres años, contados a partir del primero de octubre venidero. Con base en su número de curules, el PRI, ahora segunda fuerza política estatal, encabezará la mesa directiva del Congreso del Estado durante el primer año; el PAN, el segundo y posiblemente el PAS, el tercero.

Como partido, sin coalición, MoReNa está muy cerca del 40 por ciento. El PT, uno de sus aliados tiene 3. 6 y el PES, 1. 7 por ciento. Los peces se quedarán sin suministro económico por los próximos tres años aquí en Sinaloa, por no conquistar el mínimo establecido por la ley. El Partido del Trabajo podría obtener dos diputaciones plurinominales, que se sumarían a las 21 de MoReNa, en el quehacer legislativo.

El PRI, en lo individual, está en 24 puntos; sus socios, PANAL y PVEM poco le aportaron. Con dos puntos cada uno, están en peligro de no tener un solo diputado e incluso de perder sus prerrogativas al no ajustar ni tan siquiera el 3 por ciento, que marca la legislación.

Bajo esta circunstancia, el partido tricolor tiene tres diputaciones de mayoría y podría alcanzar 6 más por la vía plurinominal, para sumar 9 en total.

Acción Nacional, con 11. 2 por ciento, cuenta con solo una curul de mayoría; pero con ese porcentaje de votos estaría en condiciones de ganar 4 más para llegar a 5. El Partido Sinaloense, con 6. 3 por ciento en lo particular, triunfó en un distrito de mayoría (el de el “Chennel”) y reclamaría 3 curules más para sumar 4 en conjunto.

Así está, sin ser expertos en la materia, la posible configuración del Congreso del Estado, para la sexagésima tercera legislatura que entrará en funciones el primero de noviembre venidero. Diametralmente diferente, a la de hace un par de años, si mucho me apura.

En fin.

= HECTOR MELESIO CUEN: “HASTA OTRAS PIZCAS” =

Héctor Melesio Cuen Ojeda dio la cara a los medios de comunicación para reconocer públicamente su descalabro en los comicios del domingo próximo pasado, luego de hacer llegar un mensaje de felicitación a los candidatos ganadores en la elección para senadores: Rubén Rocha Moya e Imelda Castro, de la coalición encabezada por MoReNa. ¿Quién más pues?

El ex candidato de la coalición “por Sinaloa al Frente” – acompañado precisamente por los dirigentes estatales de los partidos coaligados – ponderó, en términos generales, la realización de unos comicios tranquilos, ordenados y altamente participativos; pero denunció las incidencias registradas en Cosalá (dentro de los parámetros de violencia), que inhibieron la votación en las casillas y que tienen al borde de la derrota a su candidata a la presidencia municipal, Karla Corrales.

-Hubo algunas otras cosas; pero esto, quizás, fue lo más relevante. Más del clásico prietito en el arroz – apuntó.

El anuncio impactante para los reporteros de la fuente, vino cuando Héctor Melesio Cuen Ojeda admitió haber llegado al final de un ciclo dentro del partido que él fundó (el PAS) y anunció que ya no buscará un nuevo puesto de elección popular. Bueno, de aquí al 2021, por lo menos.

Cuen aprovechó para agradecer a los ciudadanos que sufragaron por la alianza “por México al frente” y precisó que su trabajo, al corto plazo, se centrará en el fortalecimiento del Partido Sinaloense.

-En tres años estaremos de regreso –vaticinó.

= KUMAMOTO, CLOUTHIER Y LOS INDEPENDIENTES =

De pésame mi hijo Emmanuel, en la ciudad de Guadalajara.

Perdió el joven Kumamoto, su gallo en la elección por las tres senadurías en el Estado de Jalisco. Dos, por el principio de mayoría relativa y una, por el de primera minoría.

Kumamoto era algo así como un fenómeno de popularidad en el mundo político tapatío, tras ganar, hace tres años, una diputación local al congreso de Jalisco, por el camino de los independientes. El gasto del joven político de origen japonés – tipo Manuel Taniyama – fue de solo 15 mil pesos en esa ocasión.

Era favorito para brincar a la cámara alta del Congreso de la Unión; pero fue víctima del choque entre dos fuerzas aliadas en otros Estados, pero enemigas en Jalisco: Movimiento Ciudadano y Acción Nacional.

El PRI, por supuesto, tampoco pintó para nada en las tierras tapatías.

Así las cosas, por esta vez no llegará ningún independiente al Senado de la República. El otro, Manuel Clouthier, aquí en Sinaloa, no alcanzó ni tan siquiera el 9 por ciento de la votación total.

Clouthier advirtió, en su momento, que de no ganar la senaduría, se olvidaría de buscar la candidatura al gobierno del Estado en 2021. Y que se iría a su casa. Y a sus negocios.

Qué bueno que lo sentenció.

De todos modos se lo recordaremos a cada momento.

Y no hay nada personal.

= ¿POR QUE LA MUSICA EN EL EDIFICIO DEL PRI =

Algunas preguntas relacionadas con la elección:

-¿Por qué tocaba una banda grupera la noche del domingo próximo pasado en la explanada del edificio del Comité Directivo Estatal del PRI, ante algunas decenas de despistados en esa zona del centro de la ciudad?

-¿Por qué no ha salido la dirigencia estatal del Partido Revolucionario Institucional a dejar claro un posicionamiento en torno a la aplastante derrota del pasado fin de semana?

Y una más:

-¿Por qué también el silencio del gobernador del Estado, Quirino Ordaz Coppel? Es momento de apapachos, no de regaños. Y de solidaridad, más que de rabia y frustración.

Compartir en:

EntreRedes Publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.