JORGE LUIS TELLES

Agenda Política-Jorge Luis Telles Salazar

El dirigente nacional del PRD, Jesús Zambrano no está para nada satisfecho con las explicaciones acerca de los motivos por los cuales sus correligionarios Miguel Mancera y Silvano Aureoles fueron eliminados del proceso de selección de candidato presidencial por el llamado Frente Amplio por México o frente opositor. Como usted guste llamarlo. Esto, lo subrayamos, ha puesto en serio riesgo la supervivencia de la alianza opositora, calificada ya como la única opción para un resultado decente en las elecciones del primer domingo de junio del año entrante.
Y es que tanto Mancera como Silvano alcanzaron, aparentemente, más de las 150 mil firmas de apoyo exigidas para avanzar a la etapa en la que el esquema se encuentra en estos momentos; lamentablemente, no con la dispersión establecida en la convocatoria correspondiente.
En efecto, según ese documento, dentro de esas 150 mil rúbricas tendrían que incluirse a cuando menos 3 mil por un mínimo de 17 estados de la república, lo que totalizarían, de entrada, 51 mil. Además, en tratándose de ex gobernadores, solo les eran permitidos 20 mil apoyos procedentes de las entidades por ellos mandatadas en su momento. La restricción en tal sentido fue una medida acertada; lo contrario, los hubiese colocado en una posición harto ventajosa, respecto a los otros contrincantes.
Y sí, de acuerdo, pudieron haber logrado las 150 mil; pero quizás no en los términos marcados por la convocatoria y seguramente eso marcó su eliminación y al mismo tiempo el desplazamiento de los aspirantes perredistas del proceso que en esta columna nos ocupa.
No vemos ninguna otra razón de peso sobre el particular.
O sea, para llamarlo claro, votos ilegítimos en determinado porcentaje; pero esto, según Zambrano, no lo ha podido probar el comité organizador del proceso, cuyos integrantes ni tan siquiera se dignaron a explicarles a los perredistas las razones de su marginación.
Y de ahí, justamente la inconformidad del dirigente nacional del Partido de la Revolución Democrática, también llamado el partido “del sol azteca” en el lenguaje periodístico.
Bajo esta circunstancia es que Zambrano anunció ya que ha puesto “en pausa” -así se dice ahora – su relación con el Frente Amplio Opositor y con los partidos que lo conforman, por supuesto. Aclaró que no han roto con la coalición ni mucho menos; pero que su permanencia en el bloque dependerá de lo creíble de la justificación.
Pendientes pues.
-0-
Y bueno.
A juicio del columnista, tiene razón Zambrano, en su encabronamiento. Cualquier líder político, con un mínimo de dignidad, hubiese hecho exactamente lo mismo.
Y es que si dicho frente esta integrado con tres partidos políticos, lo menos que se podía esperar es que, si ya había 2 del PAN y 2 del PRI, era que le abrieran un espacio a alguno de los del PRD, para mantener vivo el entusiasmo de los militantes de ese partido y garantizar, de paso, su participación en el proceso que ya entro a su recta final.
¿Qué es el partido más chiquito de los tres? De acuerdo ¿Qué hay estados en los que ni siquiera tiene representatividad oficial? Si. Y aquí Sinaloa es un caso de esos. Sin embargo, por pocos que sean sus votos, respecto al total estimado, si pueden marcar diferencias en una elección.
A final de cuentas, todo se reducía a una cortesía política elemental.
La verdad, ni Mancera ni Silvano tenían posibilidades reales de alcanzar la tan anhelada candidatura presidencial y es seguro que ellos así lo sabían, como también lo entiende Jesús Zambrano; entonces ¿para que una expresión de rudeza innecesaria?
Cierto, aún no hay nada definido en torno al nuevo posicionamiento de la dirigencia nacional de este partido que ha convocado a su militancia a un magno consejo político para tomar una decisión, que fluctuaría entre su salida de la alianza; su decisión de participar en solitario en los comicios del año venidero y hasta de unirse a quien resulte candidato presidencial de la Cuarta Transformación.
Ninguna opción parece razonable contra la fortaleza de MoReNa; pero la politica así es: siempre la pasión por encima de la razón.
Digo.
-0-
Bien.
La noche de este jueves, en la ciudad de México, se llevo a cabo el encuentro entre los cuatro aspirantes del frente amplio opositor en lo que una primera exposición de lo que serían los puntos básicos de su programa de gobierno, de ganar las elecciones de junio del año entrante.
Ahí estuvieron, por supuesto, Xóchitl Gálvez, Enrique de la Madrid, Beatriz Paredes y Santiago Creel.
Motivadísimos todos, sin un solo rasgo de preocupación ante la anunciada ausencia de los representantes del Partido de la Revolución Democrática. Piensan, quizás, que de aquí al próximo domingo las aguas recuperen su nivel.
Ese foro fue el arranque de esta etapa del proceso, la que continuará con un sondeo a nivel nacional -llevado a cabo por personal especializado – cuyo resultado eliminará a uno de los cuatro contendientes. El levantamiento se extenderá hasta el 16 del presente mes y se presume que lo mostrado en la primera comparecencia nacional será un factor decisivo en el ánimo de los ciudadanos certificados para votar.
Ya les contaremos.
-0-
Por cierto.
De acuerdo, no hubo ninguna información oficial; sin embargo, trascendió, de cualquier forma, que las firmas de apoyo en favor de los aspirantes del frente de distribuyeron de la siguiente manera:
Xóchitl Gálvez: 554 mil 699.
Beatriz Paredes: 451 mil 934.
Santiago Creel: 358 mil 735.
Y Enrique de la Madrid: 344 mil 729.
Si. Solo se ocupaban 150 mil para partir de cero en esta segunda etapa; pero hay algo que no podemos perder de vista: los ciudadanos que entregaron sus “apoyos” serán los mismos que van a votar en la consulta popular del 3 de septiembre venidero.
¿Le dice eso algo, amigo lector?

Compartir en:

EntreRedes Publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.