JORGE-LUIS-TELLES-3-3-12

Agenda Política/Jorge Luis Telles Salazar

En la sesión de ayer martes, la propuesta del PRI alcanzó la mayoría calificada y por ende será la icónica diputada Dulce María Sauri, quien presida la mesa directiva a lo largo del último año de sesiones de la sexagésima cuarta legislatura de la cámara baja del Congreso de la Unión.

Dulce María lo logró apenas en su segundo intento, cuando el plazo fatal concluía el 5 de septiembre venidero.

Hace un año, su antecesora, la diputada panista Laura Rojas tuvo que irse hasta los últimos minutos de la prórroga para poder convertirse en la presidenta de la mesa directiva de la cámara. El tema, por si usted no lo recuerda, estuvo a nada de generar una omisión legislativa, con riesgo de una parálisis parlamentaria, de consecuencias políticas ineludibles.

El lunes próximo pasado, todo parecía planchado para Dulce María.

Sin embargo, el sorpresivo sentido del voto del coordinador de la fracción de Morena, Mario Delgado – abstención – dio un giro radical a los acuerdos, de tal modo que un buen número de diputados morenistas secundaron a Delgado en su decisión y el resultado fue que la priista se quedó por debajo de la mayoría calificada, que consiste en las dos terceras partes de la cámara, respecto al número de diputados presentes.

Ahora sí, los acuerdos aterrizaron en la pista correcta y aunque tuvo muchos votos en contra – obviamente toda la bancada del PRD más algunos morenistas – por segundo periodo consecutivo, una mujer presidirá la mesa directiva de la cámara de diputados, durante todo un año, que engloba a todo el proceso electoral en puerta.

Pendientes.

-0-

Y bueno.

Hay que decir que el puesto más importante en toda la estructura de la cámara, lo es la presidencia de la Junta De Coordinación Política, en manos del diputado Mario Delgado. La posición la conquistó MoReNa, para los tres años de la legislatura actual, en función de la aplastante votación a su favor en las elecciones de junio de 2018.

Y que desde el arranque mismo de esta legislatura quedó acordado que durante el primer año, MoReNa encabezaría la mesa directiva; en el segundo, Acción Nacional y en el tercero el PRI, en correspondencia a sus cifras de votación.

Hubo quien intentó echar abajo ese acuerdo parlamentario; pero Gerardo Fernandez Noroña, del PT, fracasó y tras su capricho ahora rumia su encabronamiento.

Y bueno, es cierto que la JuCoPo es la más relevante de todas las posiciones y que Mario Delgado es allá el clásico muchacho de la película; pero la presidencia de la mesa directiva de la cámara no es, ni por asomo, una tarea menor.

Conducir la cámara da una gran presencia mediática, tanto al diputado o a la diputada, como al partido de su militancia y en no pocas ocasiones hasta le roba cámara al titular de la Junta, aunque debe quedar bien claro que a final de cuentas es el mandato del pleno lo que verdaderamente cuenta en todas las decisiones.

Dulce María Sauri lo hará bien, suponemos. Tiene una sólida carrera política y ya una amplia experiencia en estos menesteres.

Ya lo veremos.

-0-

Por cierto.

Aquí, en Sinaloa, también habrá nueva mesa directiva para el último año de sesiones de la 63 legislatura del Congreso del Estado. Este periodo, por si no lo recuerda, comienza el primero de octubre venidero.

Y el tema también apunta a un tórrido forcejeo al interior de la cámara local.

Si el PT presidió el primer año y el PRI el segundo, suena muy lógico que el tercero le corresponda a Acción Nacional; sin embargo, su presencia de solo dos diputados – Roxana Rubio y Jorge Villalobos – será factor de cultivo para su objeción.

Y déjeme decirle algo: sucede que la Ley Orgánica del Poder Legislativo solo establece que la presidencia de la mesa directiva debe definirse mediante mayoría calificada y que su titular no debe militar en las filas del partido que presida la JuCoPo; pero hasta ahí. No marca procedimiento alguno para la definición en este sentido.

Así las cosas, podría ser cualquier partido, quien la presida, incluso aquellos que solo cuentan con un solo diputado; pero, por derecho, pensamos, le debe corresponder al PAN, a menos que en otro lado se piense lo contrario.

En fin.

-0-

Por otro lado.

Hasta ahora, a pesar de la pandemia y la situación de crisis en que han caído las finanzas públicas y la economía en general, todos los trabajadores de la Universidad Autónoma de Sinaloa han recibido puntualmente los pagos correspondientes a sus sueldos y salarios, a lo largo del presente año,  lo que ha sido resultado de una gestión constante, decidida y permanente del rector Juan Eulogio Guerra Liera ante las instancias correspondientes.

Y el rector continuará en la misma línea, siempre en función de lo que la UAS representa como un indiscutible factor de estabilidad política y social, más allá de su papel como formador de las nuevas generaciones de profesionistas, para el desarrollo de la entidad.

A esto, precisamente, le apuestan las autoridades universitarias para que, así como se han cubierto hasta ahora los sueldos y los salarios de los trabajadores de la institución, se garanticen los recursos para el cierre de año, una vez que existe el anuncio oficial de que no habrá partidas extraordinarias para lo que resta del 2020, además de que a la UAS todavía se le adeudan 304 millones de pesos del año pasado.

La UAS, hay que decirlo a todo pulmón, solo reclama lo que le corresponde puesto que la pandemia no la ha detenido ni tampoco la ha limitado a un factor de observación. Antes bien “somos parte de los mecanismos – observó el rector Liera – para auxiliar a reducir los efectos de la

pandemia, en el intento de recobrar la normalidad hasta donde sea posible, sin descuidar nuestra función nodal: extensión, investigación y calidad en la educación”.

Así de sencillo. Exactamente.

-0-

Por su parte.

Otra institución educativa de gran relevancia en el Estado, como lo es el Colegio de Bachilleres de Sinaloa, llegará al trigésimo noveno aniversario de su fundación y lo celebrará de manera virtual, con un evento llamado Concierto de Opiniones, que es un conversatorio en el que tomarán parte prestigiados expertos en materia de arte, comunicación y cultura, a través de la plataforma “zoom”.

El concierto está dirigido al público en general y en particular a docentes del sistema, maestros, bibliotecarios y animadores de los 125 planteles y consiste en un ciclo de conferencias magistrales, impartidas por artistas, funcionarios y especialistas en tecnologías de la información y comunicación, con reconocimiento internacional.

El programa arrancará el 7 de los corrientes y se prolongará hasta el 14. El día más importante será el 09, el de la fecha de aniversario, con una intervención especial del director de COBAES, Sergio Mario Arredondo.

Que haya éxito.

Compartir en:

EntreRedes Publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.