JORGE-LUIS-TELLES-3-3

Agenda Política/Jorge Luis Telles Salazar

Desde un punto del estado de Veracruz, donde inició ayer lunes una nueva gira de trabajo, el presidente Andrés Manuel López Obrador invita a los mexicanos a salir a las calles, sin ningún miedo, a disfrutar de la naturaleza en pleno: aire, sol, luz, cielos. En contraste, el subsecretario de Salud, Hugo López Gatell, insiste en su llamado a quedarse en casa, porque la pandemia sigue presente y más aún: todavía está muy lejos el día de su control.

Sin embargo, hay una coincidencia entre los dos: en la calle hay que cuidarse, con todas las medidas de protección, que tanto se han repetido durante los últimos meses, en el entendido de que el cuidado será, en lo sucesivo, nuestra responsabilidad y no del gobierno. Ni del federal, ni del estatal.

Aparentemente existe algo positivo en la invitación porque es cierto: ni el gobierno, ni nadie, tiene porque cuidarnos. Debemos hacerlo nosotros mismos. Nadie más. Como responsables que somos de nuestros cuerpos y de nuestra integridad.

Con lo anterior, el presidente López Obrador oficializa, de manera concluyente, el final del confinamiento en el país y de paso se deslinda del otorgamiento de más apoyos con recursos públicos, tanto para las empresas, como para la ciudadanía en general, así hayan perdido sus empleos u otras fuentes de sustento.

-Ya es hora: vámonos todos a trabajar – dijo, desde Veracruz.

Frente al posicionamiento presidencial, la muy débil respuesta del doctor López Gatell, quien insiste en que “debemos seguir en casa”; pero sin argumento para responder a la siguiente pregunta: ¿Cómo será el sostenimiento económico de quienes ya gastaron todos sus ahorros a lo largo del brutal confinamiento y de remate: sus empleos.

En fin.

-0-

Y bien.

Si ya desde semanas atrás se apreciaba un incremento exponencial en la movilidad en nuestra ciudad, ayer ya, de plano, todo pareció volver a la normalidad. Y no precisamente a la nueva normalidad. A la imperante antes de los tiempos del Covid-19.

Más comercios abiertos, más unidades de transporte, más vehículos y obviamente mucha gente en las calles. Más allá de las previstas.

Y es que, si bien las señales del gobierno federal han sido a todas luces confusas, la principal causa de esto es la necesidad de trabajar de parte de los particulares y el imperativo de los pequeños establecimientos por la apertura de lo que son sus fuentes de ingresos.

A esto hay que agregarle otro detalle ineludible: el deseo, ferviente, de la gente, por volver a la normalidad de sus vidas, tras tres meses extraños, de sana distancia.

Y así sucedió.

Todo Sinaloa está en rojo, que para la autoridad de salud significa riesgo de contagio máximo y que conlleva la advertencia de fortalecer todas las medidas de precaución; sin embargo, aquí ya todo se relajó. Al menos ayer, Culiacán se vio como si nada hubiese pasado jamás. Lo malo es que está pasando todavía y que esto podría ponerse peor.

Durante las últimas semanas, contagios y fallecimientos van a la alza en Culiacán y en Sinaloa, como resultado natural de este relajamiento. Y la estadística, por lógica, crecerá todavía más, en las dos semanas restantes del mes en curso.

La inercia natural, propia de esta clase de fenómenos, llevará a un decremento gradual, en su momento, solo que, por desgracia, no sabemos cómo, ni cuándo.

He ahí el detalle pues.

-0-

Mientras.

En el campo pesquero Las Arenitas, Sergio Torres Félix, el secretario de Pesca y Acuacultura del Gobierno del Estado, puso en marcha el programa de empleo temporal para el sector pesquero, implementado por el gobernador Quirino Ordaz Coppel. Lo mejor es que el beneficio no será solo para un segmento del sector, sino para todo el gremio en general: de altamar, ribereños y de presas, esteros y lagunas.

Para ello se dispone de una bolsa de 40 millones de pesos, que serán derramados, vía jornales, entre 27 mil trabajadores de la pesca en Sinaloa.

El apoyo incluye a mujeres que laboran en las plantas congeladoras del litoral. El trabajo contempla, a su vez, la limpieza de bahías, esteros, manglares y presas, antes del levantamiento de la veda del camarón, previsto para septiembre venidero.

Este programa llegará a los campos pesqueros en el momento más oportuno, justamente cuando el flagelo arrecia en dichas comunidades. Igual que en otras partes, por cierto.

¿Qué tal?

-0-

En tanto.

Vía COBAES, dos conocidos políticos de los altos sinaloenses han sido reincorporados a la administración estatal. Obviamente por indicaciones del gobernador Quirino Ordaz Coppel ¿De quien más pués?

Se trata, de Oscar Lara Salazar, del mero Badiraguato y de Mayra Gisela Peñuelas, de Sinaloa-Municipio.

Oscar Lara es el nuevo secretario general del Colegio de Bachilleres del Estado de Sinaloa; Mayra Gisela, la coordinadora estatal de Educación Media Superior a Distancia, de este sistema educativo.

Lara Salazar llega a terreno conocido. Ya fungió, incluso, como director general, en tiempos de Jesús Aguilar Padilla. Mayra, por su parte, es una mujer versátil. Le entiende a todo.

Sin embargo, más allá de su experiencia, capacidad u otras virtudes que les hayan sido tomadas en cuenta, para la expedición de sus respectivos nombramientos, resulta evidente que se trata de un movimiento de tinte eminentemente político.

Los tiempos se acercan y Quirino ya quiere a sus piezas sobre el tablero.

Digo.

-0-

Por otro lado.

Bajo la organización del Instituto Sinaloense de las Mujeres – en cuya dirección se mantiene, como encargada, Reyna Araceli Tirado Gálvez – hoy martes se llevará a cabo la video conferencia “Ciberacoso”, impartida por la maestra Tatiana Telles Calderón, una especialista en el género.

La conferencia, con señal en la ciudad de Guadalajara, arrancará a las 10 horas, con la presencia de un alto número de mujeres atraídas por el tema, de suyo interesante. De manera particular, por los tiempos que vivimos.

Tatiana es directora de género en la consultora Puentech, maestría en Políticas Públicas en FLACSO y maestrante de la universidad de Lud, en Suecia.

Compartir en:

EntreRedes Publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.