JORGE-LUIS-TELLES-3-3-12

Agenda Política-Jorge Luis Telles

Ni definiciones, ni claridad, en la candidatura del PRI,a solo días del “destape”

A escasos días del “destape” del candidato del PRI a la gubernatura del Estado – que también lo será por la coalición Va por Sinaloa – los aspirantes intensificaron su juego en aras de influir en la decisión del gran elector: el mandatario actual, Quirino Ordaz Coppel.

Por un lado, el posicionamiento de la Liga de Comunidades Agrarias de Sinaloa, Faustino Hernández en favor del presidente del Comité Directivo Estatal del partido tricolor, Jesús Valdés Palazuelos, quien es miembro del sector campesino. Faustino, por su parte, ya tiene amarrada la candidatura a diputado federal; pero no quita el dedo del renglón: quiere la presidencia municipal de Culiacán.

Por otro, hay por ahí un video que circuló extensamente en las redes sociales, en cuyo contenido connotados senadores de la República -de diferentes partidos – se pronuncian por la candidatura de su compañero de cámara, Mario Zamora Gastelum. Entre ellos: Miguel Angel Osorio Chong, del PRI; Josefina Vázquez Mota, del PAN; Miguel Angel Mancera, del PRD y las también priistas Beatriz Paredes Rangel y Claudia Ruiz Massieu. Zamora se cuidó de no ser él quien difundiera el video; pero evidentemente lo hicieron algunos de sus simpatizantes.

Del mismo modo, el compañero y amigo, Oswaldo Villaseñor, incluyó en la lista al secretario general de Gobierno, Gonzalo Gómez Flores, como la carta más oculta y mejor cuidada del gobernador Quirino Ordaz Coppel y lo ubicó, incluso, como integrante de la terna final. Para este columnista, en particular, ninguna sorpresa. Siempre hemos citado al prestigiado jurisconsulto rosarense como un aspirante natural desde su trinchera como titular de la secretaría más importante del andamiaje estatal. Por ahí podría ser.

En sentido similar regresa a la lista alguien que también es un precandidato natural desde su posición como diputado federal: Alfredo Villegas Arreola, quien sabe muy bien que éste podría ser su último camión y que está dispuesto, dentro de su institucionalidad, a pelear con todo por treparse al mismo, contra la natural oposición del resto de los pasajeros.

Y asimismo, tampoco hay que descartar a los aspirantes simpatizantes, que debieron haber manifestado su intención de voto ayer lunes ante la comisión permanente del Consejo Político Nacional del PRI, en la capital del país. Quienes lo hayan hecho, recibirán, en el curso de la semana, una constancia por escrito que deberán presentar al momento de un eventual registro como precandidatos el viernes venidero, aquí en Culiacán. ¿Quién está en este caso? A juicio del columnista solo Juan Alfonso Mejía, porque en lo que hace a Javier Lizárraga ya lo vistieron como connotado militante del PRI. Ambos son miembros del gabinete de Quirino: Juan Alfonso, secretario de Educación; Lizárraga Mercado, secretario de Desarrollo Económica.

¿Conclusión?

Que llegamos a la semana del “destape” sin ninguna claridad en cuanto al nombre; pero si con una certeza total y absoluta en el sentido de que, hasta antes del esperado momento, los aspirantes (simpatizantes o militantes, según la definición de la convocatoria) podrán hacer lo que les venga en gana, demandar el respaldo de quienes consideren prudente y rezarle todos los rosarios que quieran a las once mil vírgenes; sin embargo, la decisión está solo en unas manos: en las del gobernador actual, Quirino Ordaz Coppel.

Esa facultad no la tenía Quirino cuando asumió el gobierno el primero de enero de 2017; pero se la adjudicó, el 6 de junio de 2018, cuando su partido, el PRI, perdió la presidencia de la República, ante Andrés Manuel López Obrador.

¿De acuerdo?

Mientras.

Si bien para las mujeres se multiplicó el atractivo por una candidatura a una diputación por el principio de representación proporcional, para los hombres perdió todo su interés, tanto así que prefieren ser candidatos por el modelo de mayoría relativa que por la vía plurinominal. El criterio aplica tanto para la elección local como para la federal.

Y es que hay esto: si el PRI, o cualquier otro partido, gana, por ejemplo, 12 diputaciones en las urnas, con candidatos hombres en 8, y tiene derecho a 4 diputaciones plurinominales, las 4 serán asignadas a mujeres para cumplir con el principio de la paridad de género: 8 hombres y 8 mujeres. Y no importará, hay que puntualizarlo, la ubicación del hombre en la lista plurinominal. De conformidad con este ejemplo – que esperamos quede claro – se llamará a mujeres. Digamos que a la uno-la tres-la cinco y la siete, sin considerar para nada a los varones inscritos en esa relación.

Y hay algo, además: a la inversa el principio no funciona. Si fuesen mujeres la mayoría de las ganadoras en la elección uninominal, se asignarán las candidaturas de acuerdo a la formula conocida hasta ahora.

Obviamente, el principio operará para todos los partidos, independientemente del número de curules ganadas por la vía de la mayoría relativa y aquellas a las que tengan derecho por el principio de la representación proporcional, porque en el Instituto Nacional Electoral están plenamente convencidos de que solo así, bajo estos criterios, se alcanzará la paridad de género, y consagrada en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Por eso, los aspirantes hombres a candidaturas a diputaciones – llámense federal o estatal – no quieren nada con las “pluris” y prefieren jugarla “por tierra”, como les dicen, con los riesgos que todo esto conlleva.

Criterio similar, por si todavía usted no lo sabe, se aplicará en la distribución de regidurías en todos los ayuntamientos de la entidad.

En tanto.

Ya se fue una semana y los partidos coaligados en Va por Sinaloa siguen sin llegar a acuerdos en la distribución de sus candidatos y candidatas a presidencias y regidurías (de mayoría y “pluris”) en las 18 municipalidades de la entidad.

La convocatoria, en principio, la debe expedir el PRI, lo que se programó para el pasado jueves, 14 de enero, con fecha para el registro de aspirantes el domingo 24. Una vez liberado el documento, PAN y PRD procederían a la realización de sus respectivos procesos internos; pero el asunto está detenido, de plano.

Y lo mismo sucedió con la convocatoria para la selección de candidatos a diputados locales, anunciada para el sábado 16, con registros el martes 26 del presente mes.

Sin embargo, nada todavía, hasta el momento.

En cuanto a lo primero, la coalición, por un lado, deberá sumar nueve candidatos del género masculino y nueve del femenino y aún no hay acuerdos en que municipios estarán con varones y en cuales con mujeres. Por otro, el tema que también ha congelado la convocatoria es la distribución de regidurías para los 18 ayuntamientos del Estado.

Por lo que hace a la convocatoria para el Poder Legislativo, está estipulado que 14 distritos serán para el PRI, 8 para el PAN y 2 para el PRD e incluso las demarcaciones ya están muy definidas; pero se vuelve al punto de origen: ¿Dónde hombre? ¿Dónde mujer?

Y bien.

Ya entrados en gastos, recordarle que también se trabó el tema de la convocatoria para las diputaciones federales, exactamente por la misma razón. Aquí está acordado que 4 candidaturas serán para el PRI, dos para Acción Nacional y una para el PRD, lo que presupone un adelanto importante, más hay otros asuntos por ahí que mantienen trabadas las discusiones entre los dirigentes de los tres partidos políticos integrados en la coalición.

Y esto, quierase que no, ya comienza a despertar dudas en cuanto a si esta coalición no hará agua antes de tiempo, como muchas ya lo especulan por ahí.

Y bueno.

Ahora sí, como no queriendo la cosa, ya tenemos, de hecho, a tres candidatos que buscarán la gubernatura de nuestro Estado en las elecciones de junio venidero.

Uno de ellos, Rubén Rocha Moya, del Movimiento de Regeneración Nacional.

Otro, Héctor Melesio Cuén Ojeda, del Partido Sinaloense.

Uno más, Sergio Torres Félix, de Movimiento Ciudadano.

Y un cuarto, Tomás Saucedo (compañero de Radio Universidad Autónoma de Sinaloa), por el Partido Verde Ecologista Mexicana, aunque está sujeto a la ratificación correspondiente. El PVEM, no va aliado con MoReNa en la elección local, aquí en Sinaloa.

En el curso de la semana, conoceremos a quien será el candidato de la coalición Va por Sinaloa, integrada por el PRI, el PAN y el Partido de la Revolución Democrática.

¿Pendientes?

El Partido del Trabajo, cuyo abanderado será una mujer, que podría ser Lucila Ayala de Moreschi, magistrada del Tribunal Administrativo de Sinaloa. El PT-Estatal también dijo “adiós” a una eventual alianza con MoReNa y no en buenos términos precisamente.

Y los partidos de nueva creación, que por ministerio de ley tendrán que ir solos en la elección, a efectos de demostrar si pueden ser competitivos, por si mismo, en la lucha política nacional.

Hablamos de Redes Sociales Progresistas, Encuentro Solidaria y Fuerza por México, institutos políticos que deberán definir sus candidaturas en breve y para las que se menciona a connotados actores políticos de nuestro Estado.

Ya le informaremos.

Por cierto.

El sábado próximo pasado, Héctor Melesio Cuen Ojeda inicio precampaña, con dos actos masivos y animados: sendas caravanas de automóviles tanto en Culiacán como en Mazatlán. Aquí, las unidades móviles participantes superaron las 4 mil y los militantes los 12 mil.

Cuén Ojeda es precandidato a la gubernatura del Estado por el Partido Sinaloense, junto con el doctor Víctor Antonio Corrales Burgueño.

Ambos harán campañas por separado, en distintos puntos de la entidad.

Que no quede ninguna duda, sin embargo, que el candidato será Cuen. Cuenta con un respaldo abrumadoramente mayoritario de las bases y la estructura de este partido, que en tratándose de partidos locales en todo el país, ocupa un primer lugar inobjetable.

En sendas conferencias de prensa, Héctor Melesio Cuen destacó tres puntos:

1.- Que la precampaña – al igual que la campaña – se llevará a cabo con todas las medidas recomendadas por las autoridades de salud, a efectos de no poner en riesgo la salud de militantes y simpatizantes.

2.- Que se mantiene la posibilidad de llegar a acuerdos sobre candidaturas comunes con todos los partidos, excepto con los de nueva creación y con los de la coalición PRI-PAN-PRD.

3.- “Que no les quede ninguna duda; competimos para ganar y vamos a ganar la gubernatura de Sinaloa, así como un importante número de las posiciones que estarán en juego en las elecciones de junio venidero”.

Así de claro.

A manera de colofón.

Sinaloa ha vuelto al color naranja, en el semáforo epidemiológico nacional, operado por la Secretaría de Salud del gobierno federal.

Malas noticias: significa alto riesgo de contagios.

La secretaría de salud del gobierno estatal, basada en una disponibilidad del 70 por ciento en camas de hospital, gestiona el regreso al color amarillo, que representa riesgo moderado y que da facilidades para un desarrollo prácticamente normal de la economía de la entidad. Es factible que hoy lunes se tenga la respuesta correspondiente.

Lo que no tiene vuelta de hoja, sin embargo, es que, así como en todo el mundo, contagios y defunciones han repuntado en Sinaloa de manera notable: de un nivel de 70 contagios promedio antes de diciembre, brincamos a una cifra cercana a los 100, mientras que las muertes oscilan entre las 10 y las 12, por cada periodo de 24 horas.

Esto, dicen, resultado del relajamiento social propiciado por las fiestas decembrinas y por la irresponsabilidad de muchos de nosotros, que se resisten al uso del cubrebocas -y si lo utilizan, es de una manera inadecuada – y al cumplimiento de las otras medidas sanitarias. Si fue por eso, como lo señalan, las cifras deberán volver a su nivel antes de que concluya el mes de enero. Si no, el gobierno estatal tendrá que adoptar, necesariamente, otras medidas.

Disposiciones que nadie quiere y que a todos lastiman; pero así tendrá que ser. No hay de otra.

Compartir en:

EntreRedes Publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.