JORGE-LUIS-TELLES-3

Agenda Política | Jorge Luis Telles

De cara al 2021, los movimientos en el gabinete de Quirino Ordaz

Quirino nos volvió a sorprender con los movimientos al interior de su gabinete, solo días después de la presentación de su segundo informe de labores ante el Congreso del Estado. Las apuestas más seguras para regresar al servicio público se quedaron, por ahora, sin oferta, de parte del jefe del Ejecutivo: Tony Castañeda, aquí en Culiacán y Fernando Pucheta y Joel Bouciéquez, en el puerto de Mazatlán.

Y al cubrir las carteras vacantes – tras la invitación a Jesús Valdés Palazuelos a desempeñar la presidencia del Comité Directivo Estatal del Partido Revolucionario Institucional – también se descartó a ex senadores, ex diputados federales recientes y ex diputados locales, así como a algunos sinaloenses que han desempeñado papeles de algún modo relevantes en el gobierno de Enrique Peña Nieto (muy escasos en realidad), como es el caso de Florentino Castro, de quién se rumoraba regresaría a Culiacán a ocupar la secretaría de Desarrollo Social y Humano del gobierno estatal.

Quizás uno, dos o tres de ellos (¿Quién lo sabe?) podrían integrarse, en algún momento, al equipo de trabajo del gobernador actual en un nivel aceptable; pero, por ahora, todo parece indicar que Ordaz Coppel bajará cortinas para enfocar su atención en el cumplimiento de las metas trazadas en su Plan Estatal de Desarrollo 2017-2021 toda vez que será difícil transitar por esta rúa al tiempo que modifica una y otra vez su plantilla de colabores de primero y segundo plano.

A juicio de Agenda Política, se insiste, no habrá, por lo pronto, cambios mayores; pero Quirino tiene su propio estilo y sus propios criterios y cualquier chico rato nos regala otra sorpresa, ahora que se aproximan las festividades de Navidad y Fin de Año.

Pendientes.

=0=

Las lecturas de los principales analistas del Estado – los de verdad, no los muchos que se ostentan como tales a través de las redes sociales – han sido coincidentes: con los últimos movimientos, Quirino ya comenzó a jugar sus cartas, para el obligado descarte en su momento y dejar entre sus manos la que utilizará para la apuesta final.

En efecto, más allá de aquella especulación que cobra fuerza entre los círculos políticos del Estado, es muy claro que sus opciones, en estos momentos, son Alvaro Ruelas y Jesús Valdés Palazuelos, más Sergio Torres Félix, para configurar la terna original.

Cierto, Alvaro Ruelas y Chuy Valdés vienen de una derrota electoral el pasado primero de julio, sin embargo son descalabros con atenuantes visibles; el más obvio de todos, que fueron víctimas – como muchos en todo México – del efecto Andrés Manuel Lòpez Obrador, que arrasó con el binomio PRI-PAN, de una manera no dimensionada ni tan siquiera en la víspera de la jornada comicial.

En su lógica natural de ver las cosas, dicen los beisboleros (con fundamento en las inflexibles sentencias de Yogui Berra y en la infinita sabiduría del legendario filósofo de Güemez), que solo hay un pelotero que no comete errores: el que no juega.

Y no hay truco que valga para ello: ni tan siquiera el de los mañosos que fildean para 1. 000 porque solo atacan las rolas de frente y solo dicen adiós a las que van por un costado.

Bajo esta circunstancia, está muy cabrón para Quirino encontrar una carta no contaminada por el efecto AMLO, ni al interior de su gabinete, ni en ningún rincón de la entidad. Y el mismo panorama se aprecia en todas las latitudes del país, para dejarlo claro. Entonces eso de lo que pasó el primero de julio no será un “San Benito” que se le pueda colgar fácilmente a Alvaro Ruelas o a Jesús Valdés Palazuelos o a algún otro que se le ocurra para el 2021.

Alvaro Ruelas, en efecto, perdió la reelección por la presidencia municipal de Ahome, a pesar de contar con un desempeño que mereció el reconocimiento de propios y extraños. Por eso, para evitar un desgaste mayor en su carrera, Quirino lo rescató de inmediato al colocarlo en una secretaría de medio pelo para moverlo a otra, con toda la barba, como lo es la de Desarrollo Social y Humano. Y si en alguna se puede hacer política de Grandes Ligas es precisamente en esta, no obstante la acechanza, a partir del primero de diciembre, de un super delegado federal, que se dice, controlará todos los programas sociales en la entidad y también las boliches más importantes en el juego de canicas.

El de Jesús Valdés es un caso similar. El gobernador sacrificó a Juan Enrique Haberman (con todo y su ascendencia entre los productores del Estado) para colocar ahí a Chuy Valdez, bajo el mismo razonamiento que el usado con Ruelas. Jesús, sin embargo, solo estuvo un rato en el ministerio de Agricultura y a partir del 8 de diciembre despachará como presidente del Comité Directivo Estatal del Partido Revolucionario Institucional. Según los que saben, su arribo al PRI descarta al Chuy para el 2021; pero no es así. Tan cierto como la proximidad de la navidad.

Valdés Palazuelos no concluirá – como casi nadie – su periodo estatutario porque aparecerá en las boletas para el 2021, en la búsqueda de una posición importante, lo que iría desde la gubernatura misma y hasta una diputación federal; o una local, o a lo mejor, de nuevo, la presidencia municipal de Culiacán.

Y en cuanto a Sergio Torres Félix, su consistencia política de años atrás lo coloca como un candidato natural. Torres está en activo desde el gobierno de Juan S. Millán y eso lo pone en las barajas que están en la mano del ciudadano gobernador.

Actualmente, Torres Félix se desempeña como secretario de Pesca y Acuacultura del Gobierno del Estado – tras algunos meses en el banquillo, rodeado de una obvia incertidumbre – y la verdad es que es uno de los secretarios más dinámicos del gabinete de Quirino. Como todos los secretarios, está sumamente limitado de presupuesto; pero esto no obsta para la ejecución de una agenda ágil y dinámica por todo el litoral sinaloense.

Hasta aquí la lista, por ahora.

A lo largo de los dos años restantes – porque para diciembre del 2020 esto ya será un caldero en ebullición – seguramente nuevos personajes saltarán a la palestra porque condiciones y circunstancias son permanentemente cambiantes; pero, por ahora, nos quedamos con los tres antes citados.

En cuanto a Manuel Tarriba, sencillamente, Ordaz Coppel le regresa la Secretaría de Agricultura y Ganadería (desde un punto de vista estrictamente político) al sector agropecuario de iniciativa privada y lo hace, por fortuna, con un elemento con capacidad y experiencia para el ejercicio del cargo, además de su aceptación entre los productores sinaloenses.

Y en lo que hace a Carlos Gandarilla, un premio de consolación a quien se sacrificó en todos los sentidos: por un lado, porque, como presidente del CDE del PRI, no figuró en candidatura alguna y por otro porque fue quien tuvo que poner el lomo, ante el fracaso monumental.

De momento, Carlos Gandarilla no está en los planes para “la grande” del 2021; pero si aparecerá en las boletas. Ya lo verá está.

Todo esto, el punto de vista de Agenda Política. Y nada más.

Por si estaban con el pendiente.

=0=

En el ya muy lejano año de 1970, el doctor Gonzalo Armienta Calderón fue seleccionado como rector de la Universidad Autónoma de Sinaloa por una Junta de Gobierno, cuyo dirigente supremo lo era, por supuesto, el gobernador del Estado en turno. Dos años después, en 1972, Armienta Calderón renunció a la rectoría, tras los trágicos acontecimientos de abril de ese calendario y lo sustituyó, de manera interina, el doctor Rodolfo Acedo, aceptado por los principales líderes del movimiento estudiantil de la época.

Armienta Calderón fue, al mismo tiempo, el último rector designado por una Junta de Gobierno. La decisión se le dejó a la comunidad universitaria que optó por el método de voto ponderado y voto unitario para la elección del rector. El voto unitario era el de los alumnos, con un valor microscópico ante el ponderado, que era el de los directivos y académicos de la institución. De algún modo, el eventual rechazo de los estudiantes era lo de menos. Con el ponderado se podía ganar la rectoría y hasta de manera aplastante.

Luego vino el voto universal, libre y secreto, que le daba el mismo valor al voto del rector en turno, que a un estudiante recién ingresado a una de las escuelas preparatorias de nuestra máxima casa de estudios superiores. Más democrático no podía ser el asunto; pero, caray…

Con ese modelo, ganaba la rectoría quien tuviese el voto del conglomerado estudiantil, circunstancia que empujó a los candidatos a la realización de campañas al más puro estilo priista, lo que inducía al desorden al interior de la UAS en cada proceso de elección: suspensión de clases para la realización de mítines, grandes comelitonas, eventos artísticos y una campaña sin freno ni medida. Y lo peor: todo trascendía, en gran medida, mas allá del campus universitario.

Casualmente, Héctor Melesio Cuen Ojeda fue el último rector que triunfó en contienda bajo este esquema. Cuen prometió un cambio y lo logró, a pesar de todos los pronósticos en contra y en medio de una encarnizada presión de parte de las corrientes antagónicas al nuevo rector. De hecho, cuando Héctor Melesio anunció su intención, nadie apostaba un centavo por su proyecto; sin embargo, el Congreso del Estado aprobó la nueva Ley Orgánica de la UAS y quedó establecido un nuevo modelo para la elección del rector: a través del Consejo Universitario Paritario.

Así, los consejeros del CU han elegido, en los últimos años, a Víctor Antonio Corrales Burgueño y en dos ocasiones a Juan Eulogio Guerra Liera.

Y cambios relevantes en forma y en el fondo llegaron a la UAS.

Esto nadie lo puede negar.

Recientemente, sin embargo, grupos que esconden la cara – aunque están plenamente identificados – pretenden utilizar a jubilados y pensionados de la centenaria institución, para impulsar una serie de reformas a la Ley orgánica universitaria, fundamentalmente en el método para la elección de rector y de directores de escuelas y facultades. El diputado del PRD, Edgar Augusto Zararaín apareció como cabeza del movimiento, extrañamente luego de que solo un día antes se había deshecho en elogios a favor de Cuen, el impulsor de la nueva universidad.

En su primera intentona – que degeneró en un enfrentamiento verbal entre el diputado Zataraín y el ex diputado pasista Gene René Bojórquez, que dejó en el medio a la legisladora del PAS Jesús Angélica Díaz – no tuvieron éxito porque gente de la misma UAS frustó su reunión; pero la amenaza quedó en pie: volverán a la carga.

Hasta ahora, todos los reflectores están sobre el perredista Augusto Zatarain y hasta donde se sabe, los diputados de MoReNa no han tomado causa. Si lo hacen (como se sospecha) la UAS perdería todo lo ganado durante todos estos años porque este partido constituye una apabullante mayoría en el Congreso del Estado y si la orden viene desde arriba nada ni nadie les podrá impedir la realización de nuevas reformas a la Ley Orgánica de la Universidad Autónoma de Sinaloa. O una nueva ley, si mucho me apura.

Esta es la nueva realidad política estatal y nacional y son los rasgos fundamentales de la Cuarta Transformación de nuestro país. El nuevo perfil ya comienza a levantar temores, con todo y que todavía ni tan siquiera inicia el gobierno de Andrés Manuel.

Suyos los comentarios, amigo lector.

= DE AQUÍ Y ALLA =

01.- En el inicio de su última semana como director general del ISSSTE, el sinaloense Florentino Castro realizará hoy lunes una gira de trabajo por el sur de Sinaloa y el norte de Nayarit, bajo el siguiente programa: en el puerto de Mazatlán, develación de la placa “Doctor Miguel Camacho Zamudio”, en la clínica hospital de esa ciudad; en Escuinapa, recorrido y supervisión de la Unidad de Medicina Familiar y entrega de préstamos personales; en la pequeña ciudad de Tuxpan, Nayarit, entregará una clínica familiar a la comunidad, misma que se construyó en un tiempo record, a fin de cumplir con un compromiso con esa población. Aquí, en Escuinapa, Florentino estará acompañado por el gobernador Quirino Ordaz Coppel, con quien trabajó en unidad y estrecha armonía. Castro López le cumplió así al presidente Enrique Peña Nieto y a lo mejor y lo vemos de nuevo, algún día de estos, en una nueva etapa de su vida. Enhorabuena.

02.- Sergio Mario Arredondo, director general del Colegio de Bachilleres del Estado de Sinaloa, clausuró los trabajos del Encuentro Estatal “Debate tu mundo”, en cuyo marco el titular de este sistema de educación media superior sostuvo que debatir no es solo un acto de valentía, sino también de “inteligencia y civilidad”. Precisamente esto, abundó, es lo que el país ocupa: discutir los temas, argumentar, hacer propuestas y dibujar rutas y caminos que conduzcan a México a nuevos niveles de desarrollo, evolución y bienestar. Un buen evento, organizado en coordinación con el Instituto Electoral del Estado de Sinaloa.

Y:

03.- La reaparición en la vida pública de Elba Esther Gordillo viene a revolverle más el agua al presidente electo Andrés Manuel López Obrador, a solo días de su toma de posesión como presidente constitucional de nuestro país. López Obrador, como sabemos todos, contó con el apoyo incondicional de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación y fue a ellos a quienes prometió la desaparición de la tan llevada y traída reforma educativa. Lo interesante del asunto es que la Coordinadora es un enemigo acérrimo de Elba Esther, cuya fuerza siempre estuvo del otro lado: en el SNTE. Lo malo del asunto es que a “la maestra” también se le liga con Andrés Manuel, a quien, no dudamos, seguramente emplazara el magisterio nacional para una definición clara y contundente sobre el particular. Digo.

= DIAS DE FIESTA EN EL DEPORTE PROFESIONAL =

Para concluir.

Días de fiesta entre la afición de casa a los dos deportes más populares tanto en Sinaloa como en nuestro país en general.

Por un lado, Tomateros de Culiacán gana la primera vuelta de la actual temporada de la Liga Mexicana del Pacífico. Recibe, como trofeo, ocho puntos que representan la calificación a los “play offs” a iniciarse el primero de enero venidero. Cuando el día de muertos, Culiacán parecía más muerto que todos: estaba en el último lugar de la tabla de posiciones. La directiva le dio las gracias a Lorenzo Bundy y puso como manager a Robinson Cancel, quien solo ha perdido cuatro juegos desde que está al frente del equipo.

Por el otro, Dorados de Sinaloa calificó a la gran final del torneo de apertura de la Liga de Ascenso en el Futbol Mexicano. Dorados superó a Ciudad Juárez (solo el super líder) y le disputará el campeonato al Deportivo San Luis. Todo esto ha tenido un personaje indiscutible: el argentino Diego Maradona. Cuando el “Pulga” llegó a Dorados, el equipo estaba en el lugar número 15 y prácticamente eliminado de toda posibilidad.

Cierto, nada se ha ganado todavía.

En el caso de Tomateros, ya está en marcha una segunda vuelta y enero se disputará la etapa decisiva: la de los “play offs”, de la que todos parten en igualdad de condiciones y circunstancias.

En el de Dorados, aún con el eventual campeonato del torneo de Apertura, habrá que esperar el de Clausura para aspirar a un ascenso en circunstancias enigmáticas, que nadie se atreve a explicar con claridad, lo que solo es una muestra del tamaño de los intereses de los equipos participantes

Compartir en:

EntreRedes Publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.